La iniciativa, acordada en el proceso de diálogo iniciado en septiembre pasado, complementa el plan de seguridad del tranque El Mauro y se hace cargo de las aprensiones manifestadas por los habitantes de la localidad.

El 17 de septiembre pasado, al día siguiente del terremoto que afectó a la región y en medio del proceso de diálogo iniciado a principios de ese mes, un grupo de dirigentes sociales de la localidad de Caimanes visitó el tranque de relaves El Mauro, para comprobar en terreno que la instalación había enfrentado el sismo de acuerdo a diseño y que operaba con total normalidad.

Según informa la compañía a través de un comunicado de prensa, en dicha ocasión, Minera Los Pelambres, tomando en cuenta las aprensiones manifestadas por la comunidad ante situaciones como la vivida, se comprometió a complementar el Plan de Emergencia del Tranque de Relaves El Mauro, aprobado por Sernageomin, a través de una serie de obras incorporadas en un “Plan de Contingencia”, cuya implementación se inició el pasado lunes 22 de febrero.

Juan Aracena, presidente de la Junta de Vecinos N° 4 de Caimanes, quien junto a otros dirigentes vecinales participa desde hace poco más de un mes en la comisión que trabaja, de la mano con representantes de Los Pelambres, para implementar el denominado “Plan de Contingencia” en la localidad, explica que “este Plan busca mitigar el miedo que tiene la gente frente a las emergencias y un posible problema ambiental que se pueda generar con El Mauro. Lo bueno es que se está viendo otra cara de la minera, no de confrontación, sino de colaboración con la seguridad de los vecinos”, manifiesta Aracena.

Otro vecino que participa de esta instancia es Juan Olivares, quien reconoce que a pesar de que ha sido un proceso muy complejo, “de mucha diferencia de opiniones y dificultades entre los vecinos y la minera” -asegura- se ha logrado avanzar con una obra importante para todos los habitantes de la localidad. “Para nosotros, como comunidad, es importante trabajar en conjunto, dejar atrás las asperezas y avanzar entre todos. Acá nunca hubo planes de emergencia y este plan es de mutuo acuerdo, no se nos impuso. Lo importante es darle la protección a los niños y a los adultos mayores”, enfatiza.

Para Jorge Araneda, gerente de Sustentabilidad de Minera Los Pelambres, “este plan es de la más alta importancia para la Compañía, porque es fruto de un proceso de diálogo que ha tenido la virtud de refrescar y cambiar el tono de la relación con la comunidad de Caimanes. Y más allá de los compromisos de fondo y más complejos, también hemos ido adquiriendo una serie de compromisos parciales, que son señales de confianza mutua y trabajo en conjunto, que van en directo beneficio de la seguridad de los vecinos de Caimanes y el valle del Pupio”.

El Plan contempla, entre otras obras, la habilitación de una zona de seguridad, el mejoramiento de los accesos a la escuela, la instalación de lomos de toro en el camino frente a la escuela y de señalética que indicará zonas de evacuación desde la escuela hacia el punto de encuentro. La zona de seguridad contará con luminarias solares, accesos peatonales, la construcción de una rotonda con jardín y bancas de descanso; como también la instalación de dos containers equipados.

Además de la infraestructura, se considera también la adquisición de un furgón de traslado para los vecinos que tienen dificultades de desplazamiento y la disposición de personas que realizarán turnos de emergencia en Caimanes, las cuales tendrán el rol de comunicar a los dirigentes cualquier emergencia, las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Fuente: Diario El Día