Hija de Bachelet y Natalia Compagnon son propietarias de terrenos cercanos a proyecto minero Dominga

6

Una investigación publicada este domingo por La Tercera, reveló que la hija menor de la Presidenta de la República, Sofía Henríquez, y su nuera Natalia Compagnon, son propietarias de terrenos que se ubican cerca del proyecto minero Dominga, iniciativa que fue rechazada el pasado jueves 9 de marzo por la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo.

El texto agrega que Henríquez posee un terreno de media hectárea, que se lo adquirió a Compagnon en marzo de 2014 a cambio de $6,5 millones. Según detalla el reportaje, el terreno es un sitio eriazo y desértico, está ubicado a las afueras de Los Choros, un poblado de 200 habitantes, y emplazado a unos 15 kilómetros de la playa.

 Este y otros terrenos fueron comprados por Compagnon entre agosto de 2013 y enero de 2014. Se trata de un total de 12 lotes de media hectárea cada uno con una inversión total de $78 millones.

Además del terreno a Sofía Henríquez, Compagnon vendió otros dos lotes a Mauricio Valero, su entonces socio en la empresa Caval, por $13 millones cada uno. Ese mismo 2014 vendió otros seis lotes. Entre los compradores está Irina Reyes, actual directora ejecutiva de la fundación Chilenter, que depende de la Dirección Sociocultural de La Moneda.

 La publicación agrega que Compagnon mantiene tres lotes a su nombre.

En una publicación hecha en abril de 2015, el sitio de investigación Ciper indicó que el negocio de Compagnon apuntaba a un probable incremento en el precio de esos terrenos en caso de aprobarse el proyecto minero de la empresa Andes Iron. Esto ya que si la iniciativa obtenía la aprobación, esto implicaría un aumento en la demanda de viviendas en esa zona.

A través de una declaración pública, la Presidenta Bachelet señaló que “sorprende que la información aludida intente presentar como noticia exclusiva una materia que ya había sido abordada, hace más de un año, en el diario La Segunda y en el portal de Ciper Chile”.

 Junto con esto, agrega que “la publicación de hoy sólo puede explicarse por el intento de vincular su contenido con la reciente decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo, y desacreditar interesadamente el proceso de evaluación de un proyecto minero”.

Fuente: Pulso