Además del la pobre infraestructura, el alto precio y la limitada oferta, el vehículo eléctrico se enfrenta a los largos viajes con un gran handicap, la autonomía.

Si queremos tener mucha autonomía, la batería deberá ser grande y pesada y esto hace que el consumo energético suba y el tamaño del vehículo aumente, sin embargo, tras conocer ideas de todas las formas, parece que hay una empresa que dice tener una solución.

La apuesta de la firma finlandesa-estadounidense Tanktwo es la de recargar un depósito con baterías de pequeño tamaño que al cerrarse se convierta en una batería de gran tamaño.

tanktwo

En lugar de los paquetes de baterías tradicionales y permanentes, los propietarios de los EV llenarían los contenedores o tanques con una serie de módulos de celda con forma de pequeños huevos.

En cada pequeño huevo habría una célula de ion de litio y unidad de control interna. Como la unión hace la fuerza, estos huevos se convertirían en una batería de cadena. Cuando es el momento de recargar, el propietario puede conectar el coche como de costumbre, o intercambiar las células en una estación de abastecimiento tal y como puedes ver en el vídeo.

 

tanktwo 3

Tanktwo dice que su sistema tiene muchas ventajas. Por una lado cargaremos “los huevos” que necesitemos en función de nuestro recorrido por lo que ahorraremos peso y dinero.

Repostar un tanque lleno de células tarda unos tres minutos.

Tampoco hay necesidad de preocuparse por la degradación o la química de la batería ya que estas unidades se irán reemplazando conforme vayan agotándose en la propia red de estaciones de servicio.

Según la empresa, el rendimiento de la batería no sufre si algunas de las células se degradan, como sucede en las baterías tradicionales debido a que el chip ubicado en cada célula permite al sistema enrutar los circuitos más eficientes encadenando células fuertes y células débiles.

¿Qué te parece la idea?

Fuente: https://www.autonocion.com/