Tras la operación Enagás Chile seguirá manteniendo el control del terminal de gas natural con una participación indirecta del 45,4%.

La española Enagás informó este martes que su filial Enagás Chile ha vendido a Omers Infrastructures Holdings II SpA el 34,6% del capital social del terminal GNL Quintero por US$341 millones.

Omers es el fondo de pensiones de los empleados municipales de la provincia canadiense de Ontario y con esta operación concreta su primera inversión directa en infraestructura en Sudamérica.

“GNL Quintero es un activo bien administrado de primera categoría que se encuentra muy alineado con nuestras iniciativas continuas para diversificar nuestra cartera global de participación accionaria en infraestructura y para pagar la pensión de nuestros miembros”, dijo Ralph Berg, vicepresidente ejecutivo y director internacional de infraestructura de Omers Private Markets.

Enagás informó además que Enagás Chile compró por US$191 millones el 19,6% del capital social de GNL Quintero que tenía Oman Oil Company a través de Terminal de Valparaíso (TDV).

En tanto el acuerdo con Omers incluye que Enagás Chile tendrá una opción para la adquisición de un 5% adicional del capital social del terminal, del que es titular Omers a través de Terminal Bahía de Quintero SpA, ejercitable en el plazo de un año.

De esta manera, la propiedad de GNL Quintero quedará distribuida de la siguiente forma: Enap 20%, TDV (100% Enagás Chile) 40%, Omers 29,6% y Terminal Bahía de Quintero SpA
(51,9% Enagás Chile y 48,1% Omers) 10,4%.

“Como resultado de las operaciones anteriores Enagás Chile sigue manteniendo el control y continúa consolidando globalmente la participación en GNL Quintero con una participación indirecta del 45,4% y se produce una entrada neta de caja para el grupo Enagás de US$150 millones”, dijo la compañía española mediante un hecho esencial.

Previo a la operación Enagás Chile tenía un 60,4% de GNL Quintero distribuido en una participación directa en GNL Quintero del 40% y una participación indirecta del 20,4% a través de la sociedad Terminal de Valparaíso.

Fuente: La tercera