Entre las principales razones se encuentran las extensas interrupciones de producción que se dieron durante 2017, como lo corrido en Minera Escondida.

SANTIAGO.- El vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Sergio Hernández, proyectó un precio promedio del cobre en el rango de US$2,50 y US$2,80 la libra para este año y el próximo, debido a un déficit anticipado de la oferta-demanda mundial.

“Desde noviembre hasta ahora, se ha mantenido en un rango entre 2,50 y 2,80. Estimamos que estos rangos son de mayor plazo, por lo menos sostenidos durante este año y el próximo”, afirmó, lo que se compara con los US$2,20 que habían proyectado en octubre pasado para el precio del metal rojo en 2017.

Las razones serían las extensas interrupciones de producción que se dieron durante 2017, principalmente en Minera Escondida (BHP Billiton), que se alargó hasta 44 días, frente a la expectativa de 15 jornadas. Asimismo, también influyeron las paralizaciones en las minas Cerro Verde, en Perú, y Grasberg, Indonesia.

“Sin duda hay mayor confianza en los mercados porque primero, hay un déficit en la producción, que no era esperado a los niveles que se está produciendo este año, por la duración más larga de la huelga de Minera Escondida. 42 días por 15 que estaban previstos.

También hubo una paralización en Cerro Verde, una gran mina en Perú, que estuvo parada bastante tiempo y la huelga en Grasberg, en Indonesia. Esto pronostica un déficit de oferta versus la demanda para este año, lo que ha sostenido precios mayores”, expresó. Hernández destacó que esta alza en el precio del metal rojo es una muy buena noticia para las arcas fiscales y pronosticó que podría ser un incentivo para el retorno de la inversión minera.

“Cuando teníamos ciclos de precios muy altos, la cartera de inversiones era muy alta, cuando baja, la cartera de inversiones baja a la mitad porque las compañías pierden flujos de caja (…) La inversión se hace menos rentable”, apuntó.

No obstante, añadió que “cuando se vuelve a recuperar el precio de largo plazo, vuelve el interés por invertir.

Esperamos que esa cartera se vaya recuperando de a poco. Sin duda será un mejor año por costos menores y por mejores ingresos”. Aún con este panorama, Cochilco prevé un recuperación levemente menor en el catastro de inversiones que están realizando.

El vicepresidente explicó esta situación como un “desfase” entre la confianza del sector y la capacidad de ingeniería de generar una nueva cartera.

Fuente: Emol.com