Cerro Pabellón, la planta geotérmica chilena pionera en Sudamérica y a mayor altura del mundo

21

“Este tipo de proyectos es el que le hace bien a Chile, ya que se crean opciones de inversión y se trae innovación tecnológica”, destacó la Presidenta Michelle Bachelet durante su inauguración esta semana.

SANTIAGO.- El martes 12 de septiembre la Presidenta Michelle Bachelet, junto al ministro de Energía, Andrés Rebolledo, inauguró la planta geotérmica Cerro Pabellón, un proyecto conjunto entre ENAP y Enel y que tiene dos características que la hacen única en el mundo.

Una de ellas es que está ubicada a 4.500 metros sobre el nivel del mar, en la comuna de Ollagüe de la Región de Antofagasta, convirtiéndola en la central a mayor altura del mundo. Además, es la primera de este tipo de energía en América del Sur.

La iniciativa está compuesta por dos unidades de una potencia instalada bruta de 24 MW cada una por un total de 48 MW de capacidad, por lo que producirá una energía estimada de 340 GWh/año, equivalentes al consumo de 165.000 viviendas, evitando la emisión de más de 166.000 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año.

Además, incorpora tecnología de punta respecto al desarrollo de plantas geotérmicas, lo que permite su acomodamiento a las condiciones extremas en un área marcada por las grandes oscilaciones térmicas y gran altitud geográfica.

Su construcción requirió de una inversión cercana a los US$320 millones. Es propiedad de Geotérmica del Norte SA (GDN), una empresa conjunta controlada por la sociedad de Enel para las renovables en Chile, Enel Green Power Chile (83,65%), y en la que participa ENAP (16,35%).

La primera unidad de 24 MW comenzó a entregar energía al sistema de transmisión Norte Grande (SING) a finales de marzo, mientras que la segunda unidad estará en pleno funcionamiento en octubre.

“Este tipo de proyectos es el que le hace bien a Chile, ya que se crean opciones de inversión y se trae innovación tecnológica. Este es el primer proyecto que pone a Chile definitivamente entre los países que optaron por una energía que no se agota, limpia y diversa”, valoró la jefa de Estado.

Según explicó el Ministerio de Energía, “para generar electricidad, la planta extrae el fluido geotérmico desde el reservorio, que fue descubierto durante la fase de exploración del proyecto, y una vez que el fluido ha completado la generación de electricidad, éste se inyecta de regreso al reservorio geotérmico, garantizando así una sustentabilidad de largo plazo del recurso”.