Laura Albornoz, primera y única mujer en el directorio de Codelco: “Es difícil funcionar bajo los poderes masculinos”

11

La ex ministra del Sernam se refirió a los tres años que lleva en la cuprífera y a los temas de desigualdad de género que le ha tocado ver y enfrentar.

SANTIAGO.- Entre las 40 empresas más transadas en la Bolsa de Santiago, hay 353 cupos para directores. De ellos, sólo 22 son ocupados por mujeres, es decir, el 6% del total. En el caso de la estatal Codelco, el panorama no es muy distinto: en 2014, Laura Albornoz se convirtió en uno de los nueves miembros del directorio y así, en la primera mujer en la historia de la cuprífera en ocupar dicho cargo.

Ex ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) del primer gobierno de Michelle Bachelet, Albornoz se ha destacado, entre otras cosas, por impulsar la equidad de género a nivel tanto de la compañía como país.

De hecho, hace poco más de una semana participó de una serie de reuniones con organizaciones internacionales en Washington -junto a otras mujeres líderes y la Direcon del Ministerio de Relaciones Exteriores- para abordar el tema y ver cómo posicionarlo como prioridad en la Apec 2019 que se realizará en Chile.

“Tengo la sensación, pese a lo importante y determinante que son las mujeres en el desarrollo económico, que todavía no se comprende que esto es necesario transversalizarlo”, considera Albornoz y destaca que, en Chile, “aún cargamos con la fuerte mochila de la cultura -machista- en algunos sectores duros de la producción”.

“En la industria minera, y lo digo con mucha responsabilidad, creo que pasa por un cambio generacional. A veces uno hace enormes esfuerzos por tratar de cambiar el chip de un experto, un señor en materia de minería e intentar explicarle por qué es importante probar, tratar e intentar con una mujer que es experta consejera jurídica o que es experta ingeniera en minas y no hay caso… y no hay caso porque es mujer”.

En ese sentido, la abogada afirma que los argumentos que frenan el que una mujer llegue a un cargo de más peso “siempre son los mismos”: “Mira, todavía le falta”; “quizás en tres años más”; “está lista pero…”.

Por ello, desde su llegada a Codelco, ha impulsado diversas estrategias y cursos de formación para que las mujeres estén preparadas y “puedan ascender en una empresa que nos pertenece a todos los chilenos”.

“Lo políticamente correcto”

Albornoz, quien ingresó a la Democracia Cristiana a los 14 años, cree que en Chile, pese a los grandes esfuerzos que se han hecho en materia económica para aumentar la participación femenina desde el retorno a la democracia, “estamos en una etapa en donde nos comportamos políticamente correctos en lo que el tema género se refiere”.

Y para explicarlo, apunta a un ejemplo: “Típico que cuando a uno lo invitan a un matrimonio, para hacer que la entrada de palta reina sea elegante, le ponen un camarón… yo me siento el camarón del directorio (…) En el fondo, como que el camarón la arregla y uno queda bien y yo soy ‘el camarón de la palta’, no porque sea excepcionalmente fina, sino porque soy la única, entonces eso se ve como que ‘tenemos una mujer y entonces somos inclusivos y quedamos bien'”, expresa.

Los tres años en Codelco como la primera mujer del directorio

Tras su designación por parte de la Presidenta en mayo de 2014 y en relación a su cargo, Albornoz confiesa que “estos tres años han sido súper difíciles… Habría que preguntarle a mis compañeros hombres si ellos tuvieron alguna dificultad, pero desde el punto de vista de la mujer es difícil funcionar bajo los poderes masculinos”.

“No quiero que Chile, ni Codelco, ni el sector público ni el privado tengan sólo ‘camarones en la palta’, sino que efectivamente hagamos el esfuerzo por ser inclusivos, porque inclusión es mayor rentabilidad”

“Yo tengo que ser bien honesta, yo también venía desde el ejecutivo y había sido ministra, entonces también tuve que aprender a adaptarme al funcionamiento de una gran empresa (…) son dinámicas muy diferentes”, recalca.

Pero, agrega, que hay algunas prácticas que “chocan”. “De repente te dicen que a una mujer le faltan cuatro años cuando a uno le consta que hay dos currículums idénticos o derechamente el de la mujer es mucho mejor; o afirmaciones como ‘ella es inteligente, es lo mejor del mercado, pero tiene problemas de relaciones porque es temperamental'”.

“Sin mencionar el permiso que se dan ciertos ejecutivos a hacer comentarios respecto de la apariencia física. Esas cosas me pasaron, las escuché y probablemente hablen de mi también”.

Sin embargo, y pese a las dificultades vividas, la ex secretaria de Estado declara que su trabajo en la cuprífera “ha sido una gran experiencia” y que “habría que preguntarle a Codelco qué piensa, pero tengo la sensación de que ha habido una gran disposición de los ejecutivos y de los presidentes por entender lo que yo trato de decir…y esa complicidad la valoro”.

Actualmente la participación laboral de las mujeres llega a un 48%, unos 20 puntos detrás de los hombres, pero superior al 32% que se registraba en 1990 según el INE. En ese sentido, y considerando que la brecha salarial llega hasta un 36% para un puesto con igual calificación, Albornoz subraya que “hemos perdido el 50% de la capacidad intelectual de Chile porque ha habido una privación histórica del intelecto femenino”.

“Tenemos que hablar de verdadera equidad de género, de inclusión, de humanidad, de responsabilidad social y no solamente de cumplir poniendo camarones en la palta”.