Colbún explica la liquidación de HidroAysén: “No hubo consenso país y el proyecto está muerto”

13

El gerente general de la eléctrica, Thomas Keller, afirmó que las condiciones de la industria eléctrica nacional, como es la sobreoferta, no hacían atractiva la ejecución de la iniciativa en el corto plazo.

SANTIAGO.- Pese a ser defensores acérrimos de la hidroelectricidad, en Colbún terminaron aceptando que el complejo HidroAysén está muerto y si bien hace más de un año Enel, socio de la eléctrica de los Matte en la iniciativa, ya había declarado su desinterés en construir las centrales en la Patagonia, recién ayer se concretó la liquidación de la sociedad.

“El desarrollo de un proyecto como HidroAysén requiere de una política nacional que cuente con un amplio consenso (…) desgraciadamente ese consenso no se ha dado”, sostuvo el gerente general de Colbún, Thomas Keller a “El Mercurio”.

El ejecutivo de la generadora dijo que la política de la compañía es no imponer proyectos a las comunidades y en este caso no hubo aceptación “a pesar de los esfuerzos que hicimos. No logramos convencer a una gran parte de la sociedad chilena de que este proyecto iba en beneficio del país”.

A esto se suma el momento que vive la industria energética: sobreoferta de capacidad instalada que hace innecesario sumar proyectos de la envergadura de HidroAysén, que contemplaba una potencia de 2.750 MW.

Pero el proceso de liquidación no fue fácil y se selló luego de meses de negociaciones con Enel en torno al destino de los derechos de agua, los que ahora serán devueltos al Estado. Al respecto, dijo que no se sintieron presionados ya que “eventualmente podríamos haber seguido nosotros solos o con otro socio, pero no hubo consenso país y el proyecto está muert. (…) nosotros quizás le dedicamos más tiempo que nuestros socios a evaluar otras alternativas sobre qué hacer con los derechos de agua, pero no, no nos sentimos presionados”. Para leer la entrevista completa, pincha aquí.