BHP ve riesgos en oferta de cobre por casos de Covid en Chile y ronda de negociaciones colectivas

La minera australiana informó ayer, en sus resultados, rendimiento récord en las concentradoras en Escondida.

La minera australiana BHP –que en Chile opera Escondida, Spence y Cerro Colorado–, informó ayer “sólidos resultados financieros” durante el segundo semestre de 2020, potenciados por un robusto plan de contingencia desde el inicio de la pandemia.

“Nuestra entrega continua de desempeño operativo confiable durante la mitad del año respaldó la producción récord de mineral de hierro de Australia Occidental y el rendimiento récord de la concentradora en Escondida”, dijo el CEO, Mike Henry, junto a la divulgación de los estados financieros para el período.

Ese rendimiento en Escondida “fue clave en nuestros resultados, así como un disciplinado control de costos, que contrarrestó el impacto de la caída del 4% en la ley de alimentación a plantas y el mayor costo que involucra el agua desalada. A ello se sumó la favorable evolución del precio del cobre, algo que no controlamos, pero que influyó positivamente en nuestros resultados”, señaló en tanto Rag Udd, presidente de Minerals Americas.

Aun así, la compañía dijo que observa riesgos en la oferta de cobre tanto por los casos de Covid-19 en Chile, como “por rondas de negociaciones salariales en las minas del país que están programadas para el año calendario actual”.

Y dijo que ha estado monitoreando de cerca la crisis sanitaria, “con más de 100 medidas de control y prevención en todas sus operaciones, desplegando una estrategia robusta de testeo, trazabilidad y aislamiento”.

Desde el lado de la demanda, BHP ve perspectivas a corto plazo constructivas, considerando la recuperación en el resto del mundo y el buen desempeño de China. “Se espera que la demanda de uso final a largo plazo sea sólida, mientras que una amplia exposición a la megatendencia de la electrificación ofrece una ventaja atractiva”, apuntó.

En el detalle, BHP reportó que la producción de Escondida fue de 572.000 toneladas, un 5% menos que en el mismo período de 2019; mientras que la de Pampa Norte fue de 97.000 toneladas, un 22% menos interanual.

En cuanto a ganancias antes de impuestos y otros gastos de Escondida, subieron 65,2%, al llegar a US$ 3.019 millones en el mismo periodo de 2020. Para Pampa Norte fue de US$ 327 millones.

Fuente: Diario Financiero