Codelco fijará por primera vez metas en reducción de emisiones y consumo de agua

La iniciativa, que ya fue aprobada por el directorio, también considera reciclaje de residuos, manejo de tranques de relave y el aporte de valor social a las comunidades.

Las variables medioambientales dentro del negocio minero están tomando cada vez más relevancia. Metas que van acompañadas de importantes inversiones han marcado la pauta de grandes actores internacionales y los actores locales no quedan atrás.

Codelco, la minera más grande en producción de cobre, está trabajando sigilosamente en fijar sus metas en materias como la huella de carbono y el consumo hídrico, las que irán asociadas a indicadores de desempeño específicos (KPI) en cinco pilares clave.

Así lo adelantó este martes, en el marco de una charla organizada por Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, el presidente ejecutivo de la cuprífera, Octavio Araneda, quien anunció que “pronto vamos a hacer público metas 2030 de sustentabilidad que van a ser bien desafiantes en distintos ámbitos”.

“En función de eso, estamos trabajando los planes para poder llevar a cabo esas metas”, agregó. Al ser consultada, la compañía reconoció que trabajan en un plan que “va un paso más allá, al definir metas explícitas a 2030, que hacen sostenible la continuidad a largo plazo de Codelco”.

En esa línea, detallaron que éstas “se desplegarán en cinco dimensiones asociadas a la ejecución de 16 casos de negocio con factibilidad económica documentada y de alto impacto social apuntando a la reducción de emisiones, disminución del consumo de agua continental, reciclaje de residuos, manejo de tranques de relave y aporte de valor social a comunidades”.

Araneda también sinceró su preocupación por la escasez hídrica, la que genera una presión relevante en los costos. Esto, en un mundo en el cual “los estándares de sustentabilidad son cada día más elevados y las compañías mineras estamos haciendo inversiones muy grandes para poder seguir el ritmo de las exigencias que nos pone la sociedad”.

El anuncio está alineado con el rumbo que inició la corporación en 2016, cuando construyó el denominado Plan Maestro de Sustentabilidad, el que incorporó esta temática en la visión de Codelco haciéndola parte del desarrollo de su Plan de Negocios, pero que al final del día no se tradujo en KPI específicos.

Según trascendió, los objetivos -que se mantienen en reserva- ya están aprobadas por el directorio y se están socializando internamente en las gerencias, previo a su anuncio.

Aunque no está relacionada directamente con esto, hace algunos años la empresa comenzó a buscar la fórmula de elaborar un denominado “cobre verde”, que fuera coherente con las demandas que piden los consumidores. Eso llevó a que se acercara a BMW para impulsar una iniciativa que buscaba cambiar los estándares de producción y comercialización del mineral rojo, logrando su trazabilidad.

Esa alianza fue un impulso desde el mercado para el proyecto, que a finales de 2018 -dos años antes de la meta fijada-, logró trazar el 5% de la producción de cátodos según ocho dimensiones socioambientales y de gobernanza críticas.

“Contamos con cuatro divisiones totalmente trazadas: Gabriela Mistral, Ministro Hales, Radomiro Tomic y Andina y, como parte de nuestros próximos anuncios, le pondremos plazo a la trazabilidad del 100% de nuestra producción”, dijeron.

Rajo Inca y desaladora del Distrito Norte

En su extensa intervención como expositor, Araneda repasó el avance de sus principales proyectos. Uno de ellos fue Rajo Inca, que hoy está en una encrucijada luego de que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentara una demanda por un eventual daño ambiental por parte de la División Salvador en el Salar de Pedernales.

Mientras las partes están trabajando en acuerdo, Araneda recalcó que Rajo Inca es un proyecto que tienen listo para ejecutar. “Estamos esperando poder resolver esa situación y con eso deberíamos estar en condiciones de poder ejecutar ese proyecto”, dijo.

En cuanto a la desaladora que busca abastecer las operaciones del Distrito Norte con agua de mar, iniciativa que ha enfrentado una polémica licitación tras cancelarse el proceso, sostuvo: “Esperamos poder lanzar ese proyecto pronto y eso nos va a permitir tener una desaladora de 1.600 litros por segundo en el norte. Por lo tanto, nosotros también vamos a tener uso de agua de mar en nuestras operaciones”.