Codelco toma medida para dar liquidez a 700 empresas proveedoras por unos US$ 560 millones

La estatal asegura que el objetivo del programa es apoyar a los contratistas con los que trabajan para que no pongan en riesgo su sustentabilidad.

Aunque la minería ha logrado sortear el Covid-19, una de las más afectadas en la industria son las empresas que proveen de servicios a la gran minería, las que han tenido distintas respuestas de las compañías para enfrentar la emergencia mientras éstas últimas intentan retomar en parte sus planes.

En este escenario, Codelco anunció el lunes a sus empresas proveedoras que podrán garantizar las obligaciones contraídas con la cuprífera, reemplazando sus boletas bancarias por pólizas de seguros. La medida, que busca recuperar el capital que mantenían inmovilizado en el sistema financiero, beneficiaría hasta 700 empresas contratistas por montos que suman unos US$ 560 millones.

En la estatal explican que las principales ventajas de las pólizas de garantía frente a la boleta bancaria es que no requieren que el proveedor se endeude al momento de tomarla, ni que se le retenga capital de trabajo. Además, la utilización del instrumento no afecta su capacidad de crédito, mejorando su liquidez.

“El objetivo del programa es apoyar a los contratistas con los que trabajamos para que puedan cumplir con sus obligaciones y no poner en riesgo la sustentabilidad de sus empresas. A partir de ahora, podrán sustituir las boletas bancarias por pólizas de garantía, una medida que va en su directo beneficio”, señaló el vicepresidente de Administración y Finanzas, Alejandro Rivera.

Esta oportunidad que ofrece la estatal, según recalca Rivera, “permitirá a nuestros proveedores mejorar su liquidez, pues una vez contratada la póliza, podrán retirar su boleta bancaria”.

El vicepresidente de Productividad y Costos, José Robles, agregó que “Codelco permitirá a los proveedores contratar pólizas para garantizar la seriedad de la oferta, el uso de anticipos, el fiel cumplimiento del contrato y la correcta ejecución de las obras. Se podrán cubrir contratos de hasta cinco años de duración por un monto garantizado de hasta US$ 3 millones”.

El ejecutivo detalla que esta opción permite migrar boletas bancarias a pólizas de garantía siempre que el plazo de los contratos vigentes con Codelco sea mayor a seis meses, pero también se podrá aplicar a los nuevos acuerdos.

En cuanto a las condiciones, los proveedores podrán presentar pólizas de garantías obtenidas con cualquier compañía de seguros, en la medida que cumplan con los requisitos establecidos por la corporación.

De forma especial, la cuprífera firmó con Mapfre un acuerdo que permitirá analizar de manera prioritaria los antecedentes de las empresas contratistas que necesitan este respaldo para Codelco y con tasas preferenciales.

Para optar al convenio, indican en la empresa, los proveedores de la estatal deberán entregar sus antecedentes que serán evaluados por la firma española, acorde a sus políticas de riesgo. La aseguradora entregará su respuesta en un plazo máximo de 48 horas.

A principios de abril Codelco inició las gestiones con un grupo de sus empresas contratistas para suspender total o parcialmente la ejecución de los servicios por 30 días a consecuencia de las limitaciones operacionales derivadas de la contingencia sanitaria. Asimismo, solicitó a estas empresas acogerse a la ley de protección del empleo y su modificación propuesta por el Presidente de la República. Actualmente, esta situación ya ha comenzado a revertirse porque al menos los principales proyectos -Chuquicamata Subterránea y el Nuevo Nivel Mina- están retomando sus labores y llegan a más un 50% de su actividad normal.

Rajo Inca iniciaría prestripping a fines de este año

Uno de los proyectos relevantes para Codelco es Rajo Inca, que considera una inversión de unos US$ 1.000 millones y que permitirá dar continuidad operacional a la División Salvador. En febrero se logró que la Comisión de Evaluación Ambiental de Atacama votara a favor de la iniciativa en la etapa final de la evaluación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), presentado por la cuprífera ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la región en octubre de 2018.

En un boletín interno, el vicepresidente de Operaciones Centro Sur, Mauricio Barraza, detalló que a partir de la aprobación del directorio “debiésemos iniciar el prestripping (movimiento de tierras sin mineral) a fines de este año y las actividades de producción en 2021”.

Si bien la pandemia hizo retrasar algunas actividades, el plan es ajustar los tiempos e iniciar la operación a fines del próximo año.

Hoy la iniciativa está a la espera de la aprobación presupuestaria del directorio.