Codelco y trabajadores impulsan iniciativa para extender operación del rajo de Chuquicamata

La estatal busca acordar nuevas jornadas laborales con los sindicatos para hacer viable el proyecto de explotación.

Hasta fines de este año se proyectaba el fin de la vida útil del rajo de Chuquicamata, que cuenta con más de 100 años de historia. Sin embargo, un proyecto elaborado entre trabajadores y la gerencia de dicha mina apunta a extender la explotación del yacimiento, en paralelo a la entrada en operación paulatina de la faena subterránea, inaugurada el año pasado.

Se trata de los últimos bancos de mineral con los que cuenta el yacimiento en el rajo, los que, sin embargo, requieren de nuevas modalidades de trabajo, que exigen mayor productividad de los trabajadores para que resulte rentable.

Es por esto que la estatal propuso un nuevo pacto laboral que incluye turnos de trabajo de 7×7, modalidad que ya fue aprobada por uno de los tres sindicatos involucrados, mientras que los demás tienen programados los sufragios para los próximos días.

A esto se suman otras medidas que buscan eficientar las funciones de los operarios. Según explican desde estas organizaciones, de impulsarse esta nueva modalidad, se podría extender la vida útil del yacimiento hasta 2023, evitando la salida de unos 300 operarios que terminaban sus labores a fin de año.

“Con esto se alarga la empleabilidad de la gente que tenía que salir a fin de este año y ahora tendrían empleabilidad de aquí a 2023, que se basa en la explotación de una misma fase”, asegura Liliana Ugarte, presidenta del sindicato N° 2.

La estatal sostuvo que en el desarrollo del Plan Minero se identificó la oportunidad de negocio de continuar extrayendo de forma rentable minerales, en línea con estas nuevas medidas y mejores prácticas productivas.

“Se considera como requisito fundamental la implementación de nuevas y mejores prácticas productivas, dentro de las cuales se encuentra la jornada excepcional continua como la 7×7”, apuntaron.

En paralelo, la estatal ha implementado nuevas modalidades de trabajo para tres de sus divisiones: El Salvador, DMH y RT, las cuales constan de turnos de 12×12 y 14×14, con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus, lo que se suma a las distintas medidas de reducción de dotación, de higiene y distancia social de la minera.

Medidas en la industria

La minería privada también ha puesto hincapié en la prevención. Es el caso de Antofagasta Minerals, firma ligada al grupo Luksic, que durante los últimos días cerró el arriendo de aviones privados para el traslado de sus operarios a sus faenas. La firma cuenta con una pista de aterrizaje en minera Los Pelambres principal yacimiento del grupo, que antes era usado para el traslado de ejecutivos y supervisores, pero que fue ampliado por el covid-19.

En Collahuasi sumaron la implementación de un sistema de termografía inteligente, que es capaz de identificar a quienes presentan temperatura corporal sobre lo normal. Todas estas labores han contado con la supervisión en terreno de la plana ejecutiva de la firma, incluyendo visitas del presidente ejecutivo de la firma, Jorge Gómez.

En tanto, ayer BHP presentó su informe del mes de marzo, en el que reportó un crecimiento de 8% de la producción de Minera Escondida, superando las 290 mil toneladas de cobre, pese a los efectos del covid-19, y se apuntó a que se esperan efectos para el segundo trimestre, ya que se encuentran operando con 30% menos de dotación.