Consumo de agua de mar en la minería creció 26% en 2018

En tanto, el consumo de agua de origen continental llegó a 13,36 m3/seg esto es un 22% del total utilizado por el sector, un 0,7% más que la demanda del año anterior.

Este martes Cochilco dio a conocer el informe “Consumo de Agua en la Minería del Cobre al año 2018”. En la actividad, Jorge Cantallopts, vicepresidente ejecutivo de la entidad, señaló que el agua es un factor crítico para la industria minera, no solo como insumo esencial para la producción de cobre, sino por lo que significa en su relación con las comunidades aledañas a las faenas mineras. Y en ese sentido, agregó que las empresas deben seguir trabajando por hacer más eficiente el consumo de agua para lograr así legitimarse ante las comunidades.

Por su parte, la analista de Estudios y Políticas Públicas, Camila Montes, presentó los resultados del informe, entre ellos, destaca que en el año 2018, el consumo de agua de origen continental llegó a 13,36 m3/seg esto es un 22% del total utilizado por el sector, un 0,7% más que la demanda del año anterior. Este aumento, explicó, se debe principalmente al mayor tratamiento de minerales sulfurados.

En el caso del agua de mar el consumo llegó a los 3,99 m3/seg, lo que corresponde al 6% del total demandado y a aun incremento de 26% en relación al año 2017; y el agua recirculada llegó a 44,87 m3/seg que implica a un 72% del total que demanda la industria minera.

Camila Montes señaló que al analizar la tendencia de los consumos globales en la minería, el agua continental y el agua recirculada se mantienen estables en los últimos años, mientras que en el agua de mar se observa una tendencia al alza.

Agregó que es importante destacar que, a nivel nacional, la cantidad de mineral procesado aumentó alrededor de un 7% entre 2017 y 2018, mientras que el consumo de agua continental sólo lo hizo en 0,7%, por lo tanto la magnitud de dicho aumento no es directamente proporcional a la cantidad de mineral procesado al existir eficiencias en el uso del recurso.

“Una menor ley conlleva un procesamiento de mayor cantidad de mineral, lo que significa un mayor uso de agua para obtener la misma cantidad de cobre, es por esto que la adecuada administración y uso del agua afecta directamente en la cantidad de agua utilizada para el proceso, independiente de donde provenga el agua, es necesario utilizarla de la mejor manera para optimizar su uso. Debemos tener en consideración que los minerales sulfurados se tratan típicamente mediante el proceso de concentración, el cual es el más intensivo en el uso de agua”, explicó Montes.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Pin It on Pinterest

Compartir Artículo