Diego Hernández, presidente de Sonami: “Vemos que China se está empezando a reactivar”

Hernández espera que la baja actual sea estacional, y proyecta que el cobre suba hacia fines de año, promediando US$2,6 por libra en 2020.

El dirigente de la minería califica como altamente complicada la situación que vive el país. Sobre este año, prevé que la demanda no aumentará, es decir, que el crecimiento de la demanda probablemente será cero. Pero al mismo tiempo, la oferta tampoco aumentará. Sobre el precio del cobre, es más bien optimista, esperando un promedio 2020 de US$2,6 por libra.

¿Cómo proyecta los próximos meses?

—Creo que vamos a ser capaces de conseguir la continuidad operacional. Estamos tomando todas las medidas, justamente donde hay mas riesgos, como en los campamentos. Se está haciendo un gran esfuerzo.

¿Y el precio del cobre?

—Este ha caído y a la fecha este año promediamos US$2,63 la libra. Creemos que a fin de año podría estar subiendo a US$2,7 la libra, es decir el promedio del año va a ser US$2,6 la libra. Vemos que China se está empezando a reactivar y normalizar en sus operaciones y es el principal consumidor. En la medida que China se empiece a normalizar antes, no debiera haber una situación tan crítica.

¿Cómo proyecta la demanda para 2020?

—No creemos que este año vaya a aumentar. El crecimiento de la demanda probablemente va a ser cero. Tampoco hay oferta adicional de cobre por parte de las mineras, entonces va a ser muy parecido al año pasado.

¿Qué significa eso para la industria?

—Estaríamos viendo un efecto, porque la demanda normalmente aumenta 2,3% por año y este año no estaría aumentando. La producción no va a aumentar y la oferta tampoco, es decir es un año donde no va a pasar nada. Esto hará que las decisiones de inversión para proyectos nuevos se van a aplazar. No podemos esperar que haya muchas decisiones de ese tipo durante este año y, eventualmente, con todo lo que está pasando desde el punto de vista financiero, algunos bancos de inversión creen que podrían haber algunas fusiones y adquisiciones, pero no hemos visto nada de eso aún, es muy luego.

¿Cuál podría ser el efecto de largo plazo?

—Va a haber menos inversiones, pero los proyectos que están en ejecución van a continuar. Creo que este año lo importante es pasar el año bien, garantizando la continuidad operacional, ese es el objetivo.

Fuente Pulso

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More