El alza del metal empuja al alza acciones de mineras que operan en Chile

Antofagasta PLC, la minera chilena ligada al grupo Luksic, ayer llegó a subir 4% en la Bolsa de Londres, aunque después recortó ganancias. En la semana sube 7,7%.

Antofagasta PLC, la minera chilena ligada al grupo Luksic, ayer llegó a subir 4% en la Bolsa de Londres, impulsada por el precio del cobre que marcó nuevos máximos desde febrero de 2012, llegando a US$ 3,92 la libra. Más tarde recortó ganancias y cerró plana en 1.715 libras esterlinas por acción, acumulando una subida de 7,76% en la semana.

La acción listada en Estados Unidos, que no transa todos los días como en el Reino Unido, subió 3,31% y acumuló una ganancia de 13,68% esta semana.

La firma aumentó su producción de cobre el último trimestre de 2020, respecto al tercer trimestre; logró una producción de 192.600 toneladas métricas en los tres meses terminados el 31 de diciembre, un 14% más que las 169.600 toneladas del tercer trimestre.

La producción anual fue de 733.900 toneladas, un 4,7% menos que en 2019 debido a las menores leyes de cobre en la mina Centinela. La compañía había pronosticado que la producción del año estaría en el extremo inferior del rango desde 725.000 a 755.000 toneladas.

BHP y Rio Tinto

Otras mineras en la Bolsa de Londres también se benefician del rally del metal rojo. Una es la minera Rio Tinto, que acumula un alza de 6,15% en los últimos cinco días. La otra es la australiana-británica BHP Group, que en el mismo período ha subido 5,46%. Ambas compañías son propietarias en Chile de Minera Escondida, BHP Group tiene el 57,5% y Rio Tinto, un 30%.

Mientras que en la Bolsa de Santiago si bien no hay acciones de mineras de cobre listadas, “si el precio del metal rojo se mantiene en los niveles en que está actualmente, podríamos ver un aumento en el backlog de las compañías de ingeniería y construcción con exposición a proyectos relacionados a este mineral, o también a empresas como Enaex o SK, cuya generación de flujo de caja depende significativamente -aunque de modo indirecto- de la minería del cobre”, dice el socio de DVA Capital, Felipe Mercado.

Asimismo, el subgerente de estudios de renta variable de BICE Inversiones, Aldo Morales, indica que “por efecto del cobre entra flujo a la bolsa chilena y principalmente a los papeles que tienen mayor liquidez, mayor porcentaje dentro del IPSA y exposición a la economía local. Uno de esos sectores es el bancario, que no ve un efecto directo, pero por estos tres factores percibe un efecto positivo”.

Rally de los metales

La libra de cobre nominal contado subió 2,81% el jueves, cerrando en US$ 3,92 en la Bolsa de Metales de Londres, según Cochilco.

Pero el cobre no ha sido la única materia prima beneficiada en lo que va del año. Otros metales industriales como por ejemplo, el aluminio ha subido en lo que va de 2021 un 6,58% de acuerdo a datos de Bloomberg. Mientras que el níquel ha escalado 12,92% y el hierro sube 15,41%.

Estas alzas han sido impulsadas por las perspectivas de recuperación económica a nivel global y por una mayor demanda de materias primas por parte de China, que comienza a levantarse a medida que Asia comienza a dejar atrás la pandemia.

Morales explica que “hay un contexto general positivo para todos los commodities por el impulso de China en la demanda, entonces, ha habido una buena performance de empresas ligadas a commodities: SQM por temas particulares del litio y CAP por el alza importante que ha tenido el hierro”.

El dólar sigue a la baja

Mientras el cobre se fortalece, en Chile el dólar cerró ayer en $ 712,68, dando cuenta de una baja de $ 2,58. Así, anotó su séptima caída consecutiva, igualando la racha bajista que tuvo tras la última intervención del Banco Central en diciembre de 2019.

“Dado los precios del cobre, el dólar local debiera haber caído mucho más. Seguimos pensando que debiera explorar bajo $ 700 en las próximas dos a tres semanas”, dice el economista jefe de STF Capital, Sergio Godoy.

“Es importante tener en cuenta que un dólar retrocediendo en Chile y un alza en el precio del cobre, no son fenómenos aislados. Están entrando más dólares a la economía local. En general, un contexto como el que estamos experimentando debería favorecer a las compañías que venden en peso chileno y tienen una parte importante de su estructura de costos denominada en dólares”, señala Mercado.

Por eso, cree que “podrían beneficiarse compañías del sector retail, especialmente aquellas que están expuestas a la importación de ropa u otros bienes durables”.

El peso del petróleo

El petróleo también ha aumentado su precio en lo que va de año, con el crudo WTI marcando un alza de 24,06% en el periodo hasta US$ 60,07 el barril. Chile es un país importador de petróleo, por lo que las alzas de su precio los perjudican. No obstante “en el efecto sobre los términos de intercambio de Chile es mucho más relevante un alza como la que ha tenido el cobre que la del petróleo”, dice Godoy.

En esto concuerda Morales, quien señala que “en Chile pesa mucho más lo que pasa con el Cobre porque somos el principal productor mundial, el alza del petróleo afecta, pero en mucho menor medida, por el lado de mayores costos para algunas industrias”.

El cobre no para y tras nueve años vuelve a superar los US$ 3,9 la libra

Todo indica que en los próximos días el cobre llegará a US$ 4 la libra. Ayer, el metal nuevamente recibió un importante envión para llegar a esa meta, cerrando en US$ 3,92 la libra, tras subir 2,81% en la Bolsa de Metales de Londres.

Con esta alza, el metal tocó un nuevo máximo en su precio en casi nueve años, impulsado por el auge de las materias primas a nivel mundial. Se trata de un valor que no se registraba desde el 28 de febrero de 2012, cuando cerró en US$3,92.

La magnitud del alza registrada en la jornada fue también ayudada por las minutas de la última reunión de la Fed, que al ser reveladas ayer dieron cuenta de que pasará un tiempo antes de comenzar a reducir su programa de compra de bonos, un elemento clave para la economía de EEUU. Asimismo, la producción en fábricas y las ventas minoristas en Estados Unidos aumentaron más de lo esperado en enero. Todo, en un escenario de mayor inflación proyectada en dicho país.

“Estamos viendo que las regiones fuera de China también comienzan a recuperarse, ya sea Corea del Sur, Japón, India y EEUU”, dijo a Bloomberg el director ejecutivo de South32 Ltd, Graham Kerr.

Fuente: Diario Financiero