Part of Recabarren & Partners Media Ltd. Registered company of the United Kingdom

- Advertisement -

(España) Minerales submarinos en Canarias: una incómoda industria por explotar

77
Greenpeace apunta que meterle mano a las profundidades marinas genera problemas de ruidos y lumínicos para las especies. DeepGreen, que cuenta con el respaldo de Maersk y Glencore, responde que las moléculas permanecerán en temperatura fría y con presión hidrostática intensa a profundidades de hasta 6.000 metros.

La carrera por la minería submarina en Canarias desvelada por ABC en noviembre de 2016 sigue en marcha. El archipiélago es una de las zonas más codiciadas por la existencia de minerales como el telurio o cobalto de gran pureza. La perspectiva de desarrollo de este tipo de yacimientos se espera que comience a funcionar en diez años.

La Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA), una agencia de la ONU creada en 1982 y formada por 168 países, tiene mucho peso en las licencias que se autoricen en aguas internacionales. China tiene ya otorgadas 263 licencias, Reino Unido, dos. Rusia, 233 permisos. Corea del Sur suma hasta 257 autorizaciones. Alemania ha otorgado permisos sobre 86.920 kilómetros cuadrados con 102 licencias.

En Reino Unido opera UK Seabed Resources, una filial de Lockheed Martin. La agencia estatal francesa Ifremer controla 103 licencias sobre 83.987 kilómetros cuadrados. Ifremer tiene a Canarias en su agenda de exploraciones.

Michael W. Lodge, secretario general de ISA y Vladimir Ryabinin, secretario ejecutivo de COI-Unesco, coinciden en señalar que la presencia de capital privado en este escenario permitirá «identificar las mejores medidas necesarias para proteger el medio marino del efecto del impacto humano».

El histórico papel de Canarias

Los desarrollos están en fase de aclarar las normas. El representante permanente de España en la ISA, José María Bosch, al hilo del proyecto de reglamento para la Explotación de Recursos Minerales, apuntó este año que es «apropiado evitar en lo posible un exceso de normativa que puede resultar en detrimento de la claridad del régimen jurídico» porque «la práctica indica que la inflación normativa dificulta su aplicación efectiva».

A finales del siglo XIX los británicos llegaron a sacar de Canarias sin permiso oficial conocido «varios cuerpos ovales negros peculiares que estaban compuestos de óxido de manganeso casi puro», de acuerdo con las conclusiones del jefe de la investigación. Ese manganeso era para blanquear algodones; pero la industria textil finalmente no lo precisó. El jefe de la división química de la expedición en las islas escribió: «puede resultar ser un hecho importante en geología».

Ya en la superficie terrestre, en Canarias se ha investigado la presencia de trióxido de titanio y de calcio encontrado en Tenerife en 1978 así como el esfeno y cierta perovskita, que se suponía que estaba a 700 kilómetros de profundidad pero por la influencia volcánica de las islas está en Tenerife de acuerdo con el profesor Ferguson, del departamento de Geología de la Universidad de Melbourne, Australia, que «ilustran el importante papel de los volátiles en el equivalente sub-volcánico de las lavas fonolíticas».

Lógica

Greenpeace cuestiona que se obtenga dinero del mar en forma de minerales en el Atlántico Medio, es decir, en el perímetro de las islas aunque no las menciona en el informe de verano de 2019. Entre los nuevos operadores para la exploración marina se encuentra DeepGreen, que cuenta con el respaldo de Maersk y Glencore.

En España no han pedido licencia de extracción y la idea que tienen es concurrir a este negocio para captar de toneladas del fondo del mar con una serie vehículos que mandarán a un barco la producción para su filtrado en aquellos espacios donde obtenga autorización, que siempre deberá contar con el salvoconducto de la ONU.

Las empresas admiten que a la gente le puede asustar que se revuelva el mar, pero la creación de un parque de automóviles eléctrico o mejores teléfonos móviles pasará por obtener conductores de energía desde las profundidades marinas. A todo ello, hay un argumento social: en la minería submarina es imposible encontrar niños trabajando como ocurre en algunas zonas de África subsahariana.

DeepGreen sostiene que «no se liberará carbono inorgánico en solución con agua de mar profunda a medida que se recojan nódulos de la superficie del fondo marino» porque «estas moléculas permanecerán en solución con agua de mar debido a la temperatura fría y la presión hidrostática intensa a profundidades de 4-6 kilómetros».

«Riesgos pronosticados»

Los ecologistas de Greenpeace apuntan que meterle mano a las profundidades marinas puede problemas de ruidos, lumínicos para las especies y afectar a los ecosistemas por el uso de materiales químicos. La ONU ha respondido a Greenpeace que tiene lagunas científicas en sus afirmaciones.

La profesora Cindy Lee Van Dover, de la Universidad de Duke, que desarrolla su actividad investigadora también en la Iniciativa Global de Biodiversidad del Océano (Gobi), recuerda que las condiciones físicas y químicas únicas que se encuentran en los respiraderos hidrotermales de aguas profundas han llevado a la formación de depósitos minerales que se están volviendo cada vez más valiosos y comercialmente explotables.

Las compañías de exploración minera han centrado su atención en la extracción de minerales de campos de ventilación hidrotermales en el fondo marino. La industria minera de aguas profundas «tiene el potencial de infligir impactos ambientales» pudiendo generar «liberación de hidratos de gas o incluso deslizamientos de tierra bajo el agua».

A su juicio, «la identificación de los riesgos y la evaluación de los efectos de los impactos pronosticados en el contexto más amplio de la estructura y función de los ecosistemas de las profundidades del mar implicarán la evaluación de las vías de conectividad y las capacidades de dispersión de los organismos que dependen de ellas».

Van Dover afirma que la minería submarina avanza en sus proyecciones a alta velocidad y, por ello, es preciso realizar un estudio sobre el «la conectividad genética para invertebrados de la Cordillera del Atlántico Medio utilizando datos tanto genéticos como hidrográficos». Para 2050 se espera que alrededor del 15% del suministro mundial de minerales proceda del mar.

¿Qué se busca?

La industria necesita explorar y, si puede, explotar, espacios de nódulos polimetálicos a 6.000 metros de profundidad. Están los sulfuros masivos, ubicados en los respiraderos hidrotermales que hay pasando Canarias rumbo a mitad del Atlántico y el famoso cobalto ya citado y encontrado en Canarias. En una zona hidrotermal del Okinawa, Japón ha sacado materiales.

El grupo ruso-uzbeko de Alisher Usmanov y la empresa omaní MB Holding tienen interés en que Nautilus, la empresa con licencia en Nueva Guinea, levante cabeza para sacar materiales con sus máquinas de 310 toneladas de peso que esperan paradas a que haya dinero en el mercado financiero para comenzar sus operaciones.

      

Fuente ABC.es
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a Revista Digital Minera de forma gratuita y disfruta de las últimas noticias de la Minería en Chile y los últimos avisos de trabajo del sector.
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.