Estadounidense Jefferies apunta a un cobre en US$ 5 para 2026

El cambio de la matriz energética y la masificación de los autos eléctricos favorecerán al metal rojo.

La corredora estadounidense Jefferies actualizó su perspectiva para la minería al entrar 2021, mejorando así su visión para el cobre, ante una creciente demanda y riesgos en el suministro de los metales. Se proyecta que el metal rojo se beneficie, en gran medida, por el cambio energético. El salto de energías tradicionales, como carbón y gas, a renovables como la eólica y solar, será positivo para el cobre, ya que estas “son al menos 5 veces más intensivas en cobre que la energía convencional”, indicó.

La nueva previsión de precio para 2021 es de US$ 3,70 la libra, en línea con los niveles actuales. Para 2022, en tanto, proyecta un valor de US$ 4 la libra, lo que aumentaría linealmente hasta los US$ 5 para 2026. No es la única firma de la banca neoyorquina que espera que el cobre siga en ascenso. Goldman Sachs señaló en diciembre que es posible que el cobre desafíe su máximo de US$ 4,61 de 2011.

Para Jefferies, otra razón para el alza será la creciente inserción de vehículos eléctricos. Según la corredora, estos autos requieren 83 kg de cobre en promedio, mientras que sus puntos de carga contienen 10 kg de cobre cada uno. En contraste, la mayoría de los vehículos tradicionales contienen menos de 20 kg de metal rojo: “Según las previsiones de vehículos eléctricos de nuestro equipo, estimamos que la demanda de cobre en estos autos aumentará de 170 mil toneladas en 2020 (2,8 millones de vehículos) a 1,7 millones de toneladas en 2030 (26 millones de vehículos), 2,8 millones de toneladas en 2040 (43 millones de vehículos) y 3,9 millones de toneladas en 2050 (60 millones de vehículos)”, afirman.

Por lo tanto, la creciente demanda superará significativamente la oferta a partir de 2021, lo que conduciría a precios sustancialmente más altos.

Fuente: El Mercurio