Inversión minera anota menor nivel desde que existe registro

Producto de la pandemia, se ha visto retrasada la construcción de proyectos; sin embargo, será esta industria la responsable de los principales desembolsos para los próximos años.

Si bien la minería ha logrado mantener prácticamente con normalidad la producción este año, superando el efecto de desmovilización de dotaciones producto de la pandemia, el impacto ha venido por el lado de la inversión. Esta se ha visto postergada y ha caído a niveles históricos.

Así lo revela el último catastro de la Corporación de Bienes de Capital (CBC) al cierre del segundo trimestre, en el que se detalla que la intensidad de inversión del período abril-junio fue de US$ 335 millones, completando un segundo retroceso consecutivo con una caída nominal de 61,8% respecto de tres meses antes. Se trata de la menor cifra trimestral desde hace al menos 12 años.

“Debido al gran volumen de trabajadores que concentra la construcción de un proyecto de inversión minera, las medidas de ralentización y paralización temporal de obras provocó que la intensidad de inversión en el segundo trimestre de este año fuera la menor de la serie histórica”, explica el gerente general de la CBC, Orlando Castillo.

Por su parte, el cálculo para 2020 registra una caída de 37% comparado con 2019. En la misma línea, al contrastar con las estimaciones de tres meses antes para el presente año, se presenta una baja de 24,5%. La explicación de la caída se da por la suspensión de las obras en los proyectos estructurales de Codelco, así como en Spence, Quebrada Blanca Fase II y en Los Pelambres.

También resalta en el reporte la caída de nuevos proyectos con cronograma definido y se observa una baja reposición de iniciativas relevantes, lo que se acumula en los últimos tres trimestres. “En general, el portafolio minero en Chile se ha ido estrechando, en particular en grandes proyectos nuevos, por lo tanto, el soporte principal de la cartera se da con la reposición o expansión de proyectos existentes o brownfield, de los cuales la mayoría ya se están ejecutando”, añade Castillo.

Con todo, de acuerdo con el catastro de iniciativas con cronograma definido de la CBC, es el sector minero el que concentrará la mayor inversión en el país de aquí a 2024, con desembolsos por US$ 19.509 millones (34% del total nacional). Según las cifras del Consejo Minero, este monto incluso se empinaría por sobre los US$ 24 mil millones en el mismo período, por lo que apuntan a que resultará fundamental para salir del ciclo recesivo producto de la pandemia.

“A su vez, los casi US$ 37 mil millones de proyectos en evaluación —US$ 11 mil millones más que en diciembre 2019—, en caso de ser llevados a cabo podrían dar una buena base para retomar la senda de crecimiento hacia fines de la década”, sostiene el presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, quien destaca que para concretar dicha inversión es importante no solo resolver las trabas en entrega de permisos, sino mantener un marco institucional y normativo sensato, cuyos cambios sean predecibles y estén fundados en antecedentes sólidos.

“Lograr que esta inversión se ejecute es el gran desafío que tenemos en el país, y las decisiones políticas que se tomen en el próximo par de años en gran medida determinarán si seremos capaces de lograrlo”, advierte Villarino.

 

Fuente: El Mercurio