Iron safety: Minería e Innovación en protección respiratoria

La minería sigue siendo un sector industrial importante en muchas partes del mundo y aunque ha habido un progreso considerable en el control de riesgos de la salud laboral, aún hay espacio para una mayor reducción de estos riesgos

El polvo es uno de los más peligrosos Partículas muy finas de polvo mineral de explosiones y perforaciones se pueden acumular en los pulmones causando una enfermedad llamada neumoconiosis Puede aparecer una forma irreversible y discapacitante de la enfermedad llamada silicosis cuando un minero inhala cantidades excesivas de sílice cristalina o cuarzo. Otra forma es la enfermedad pulmonar minera, la que afecta a mineros del carbón La neumoconiosis puede provocar cicatrices en los pulmones llamadas fibrosis.

En países desarrollados, la protección respiratoria ha controlado en gran parte la silicosis. Sin embargo, la silicosis sigue siendo un problema en los países en desarrollo y la silico tuberculosis es importante en Chile, donde la alta exposición a la sílice cristalina también puede provocar enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El polvo también es un problema grave en la minería, causando en los mineros neumoconiosis o ‘pulmón negro’, y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Las partículas de polvo tienen distintos tamaños, pero las partículas de entre 0,5 a 5 micrones pueden entrar al sistema respiratorio y no se pueden eliminar. Los filtros IRON Elipse brindan protección contra 0,3 micrones. El tamaño de partículas más peligroso.

Existe nueva evidencia científica del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer que muestra que la exposición al humo de la soldadura de acero dulce puede provocar cáncer de pulmón y posiblemente cáncer de riñón en los humanos El Comité de Expertos en Salud Ocupacional respalda la reclasificación del humo de la soldadura de acero dulce como carcinógeno humano

Consecuencias: Con efecto inmediato, hay un fortalecimiento de las expectativas de cumplimento del HSE para todos los humos de soldadura, incluyendo la soldadura de acero dulce, ya que la ventilación general no logra el control necesario

Resultado: Control del riesgo de cáncer requerirá controles de ingeniería aptos para todas las actividades internas de soldadura, por ejemplo la Ventilación Local por Extracción (La extracción también controlará la exposición al manganeso presente en el humo de soldadura de acero dulce, el cual puede causar efectos neurológicos similares al Párkinson Donde la VLE no controla adecuadamente la exposición, se debe complementar con un equipo de protección respiratoria (por sus siglas en inglés) para proteger de humos residuales-  Se debe entregar un RPE para la soldadura en el exterior Debe asegurarse que los soldadores están capacitados y entrenados para el uso de estos controles.

Sin importar la duración, el HSE no aceptará ninguna actividad de soldadura sin las medidas adecuadas de control de exposición, ya que no existe un nivel conocido de exposición segura.

Las evaluaciones de seguridad deben reflejar el cambio en las medidas de control esperadas Acción requerida:

1) Asegurarse que la exposición a todo humo de soldadura sea controlado usando controles de ingeniería (por lo general VLE) .

2) Asegurarse de entregar controles aptos para todas las actividades de soldadura, sin importar la duración. Esto incluye la soldadura en el exterior.

3) Donde los controles de ingeniería no pueden controlar la exposición se deben entregar RPE adecuados y aptos para controlar el riesgo de humo residual.

4) Asegurarse que todos los controles de ingeniería se usen correctamente, estén bien mantenidos y se sometan a exámenes y pruebas exhaustivas cuando sea necesario.

5) Asegurarse que todos los RPE estén sujetos a un programa de protección respiratoria. Un programa de RPE encapsula todos los elementos de uso de RPE necesarios para garantizar que su RPE sea efectivo al momento de proteger al usuario.

Fuente El Rancagüino