Part of Recabarren & Partners Media Ltd. Registered company of the United Kingdom

La historia tras el regreso de los Ponce a SQM

0 54

Julio y Eugenio Ponce están de vuelta en SQM, esta vez como asesores. Para muchos se trata de un sorpresivo movimiento de fichas que permitió a los hermanos volver a influir en la toma de decisiones de la empresa. Para otros, es un escenario que se conversó muchas veces durante las negociaciones.

17/OCT/2017: La sorpresa de SQM

El martes 17 de octubre, la expectación era máxima. Los puntos técnicos ya estaban acordados y el buen ambiente previo entre las partes daba por hecho que finalmente SQM y Corfo llegarían a un acuerdo para terminar el conflicto que se inició a fines de 2013. Pero, en el último minuto, frente al árbitro Héctor Humeres, Eduardo Bitran pone una nueva cláusula sobre la mesa: cambiar al presidente del directorio de la minera no metálica, Eugenio Ponce, hermano de Julio, por un director que fuese independiente y que, además, no tuviera voto dirimente, exigencia que Bitran pide se mantenga hasta el año 2030; y que la familia Ponce dejara de controlar la empresa. La cara de sorpresa de Patricio de Solminihac, gerente general de SQM, y de Nicolás Luco, abogado de Claro y Cía. y representante de SQM en el proceso, no fue para nada disimulada. Y ante esa nueva exigencia, las conversaciones entre las partes terminan, lo que también incomoda a los abogados de Corfo, representados por Ignacio Vargas y Alejandro Reyes, de Vargas y Asociados. Esto, porque el propio Luco se había reunido con los abogados de la estatal días antes, el 28 de septiembre, con el objetivo de sincerar los términos de la negociación que se realizaría en la oficina de Humeres, inicialmente fijada para el 2 de octubre. La preocupación no era menor, pues en todas las intervenciones públicas, Bitran señalaba que para sellar un acuerdo era necesario que Julio Ponce dejara el control de la compañía. Si eso se mantenía, indicó Luco en aquella cita, “la negociación finalizaba”.

7/DIC/2017: La visita inquietante

El 7 de diciembre se reunió Eduardo Bitran y el CEO de Potash -en ese entonces era dueña del 32% de SQM-, Jochen Tilk. La cita, solicitada por el abogado de la canadiense, José María Eyzaguirre, se extendió por una hora y media, y si bien ese día ninguno de los asistentes se refirió a las conversaciones, días después Bitran reveló que sufrió “amenazas” de Tilk, quien le advirtió que no pusiera condiciones a la venta de acciones que la canadiense estaba impulsando y donde la china Tianqi corría con ventaja para adquirirlas. Diversas fuentes sostienen que fue tras esa cita que se aceleró el acercamiento entre Corfo y SQM, que desde mediados de noviembre habían retomado las conversaciones. “Esta es la última negociación”, habrían advertido los representes de Pampa. Ahí surge la figura de Patricio Contesse Fica como negociador del papel que cumplirían los Ponce en la empresa y facilitar así el cierre de un acuerdo.

15/DIC/2017: Las intensas negociaciones y las reuniones donde se abordó la figura de la asesoría

Las primeras dos semanas de diciembre fueron de intensas negociaciones. Hubo una mesa técnica, en la que participaba De Solhminiac por SQM y los abogados de Corfo. Y otra paralela que se dedicó a discutir los cambios al gobierno corporativo y de control que Bitran solicitaba. En esta última participaron el mismo Bitran y Rodrigo Azócar por Corfo, y Patricio Contesse Fica y Rafael Guilisasti por Pampa Calichera, la sociedad a través de la cual Ponce controla el 32% de SQM. Solo los últimos días -antes de la firma el día 18- se incorporaron los abogados Sebastián Oddó por Pampa y Felipe Bulnes por Corfo, con la misión de llevar al papel lo anteriormente acordado.

Uno de los puntos de mayor conflicto en la negociación era aquella cláusula en la que Bitran exigía que nadie de la familia Ponce, hasta segundo grado de consanguinidad, podía participar del directorio ni de la plana ejecutiva de SQM. Según las fuentes de Pampa, desde un comienzo se le solicitó a Bitran que, considerando dicha exigencia, al menos permitiera que los Ponce ocuparan el rol de asesores, para así no perder la experiencia que Julio y Eugenio tienen en esta industria. Según las fuentes de Pampa, Bitran nunca mostró problema con aquello. Sebastián Oddó dijo a PULSO que este tema “se conversó, porque levantamos el punto y soy testigo fiel al respecto, de que esto no afectaba a la calidad de asesores”. Guilisasti agrega que “fuimos muy cuidadosos en cubrir con precisión todos los alcances de la inhabilitación de Julio Ponce y su familia para ejercer cargos de director y de ejecutivo y se consultó si esto abarcaba asesorías a SQM, y explícitamente se señaló que no”.

Así lo revela también un mail enviado por el mismo Bitran a su abogado Felipe Bulnes el día viernes 15 de diciembre, tres días antes del cierre: “La restricción de Ponce y familia también aplica a SQM Salar y la gerencia general de SQM y SQM Salar y cualquier cargo ejecutivo. Solo pueden ser asesores de la compañía si así lo estiman”.

Bitran desmiente esta versión: asegura que en una reunión previa -en la que no participaron Oddó y Bulnes-, y en la que sí estuvieron Contesse y Azócar, se definió que solo Eugenio Ponce podría ser asesor, pero no Julio. “Lo conversado en esa reunión fue que Julio Ponce Lerou saldría completamente de SQM, sin poder realizar actividades de directorio, administración o de cualquier otro tipo”, señaló Bitran esta semana. Esta versión fue confirmada por Azócar a La Tercera PM.

18/DIC/2017: La cita clave en que se cerró el acuerdo

Las negociaciones entre, por un lado, SQM y Corfo, y por otro, Pampa Calichera y Corfo, se extendieron hasta el fin de semana de la segunda vuelta presidencial, previo al 18 de diciembre, día en que se cerró el acuerdo. Los mails y llamados entre los abogados de Corfo y Patricio de Solminihac se mantuvieron hasta altas horas de la noche del domingo previo al encuentro que ese lunes tendrían los equipos negociadores en Corfo. Y fue en esa cita donde finalmente se cerró el acuerdo, luego de que tanto Julio Ponce como el propio Eduardo Bitran flexibilizaran sus posturas luego del fracaso del proceso en octubre. Horas más tarde, las partes se trasladaron hacia calle Monjitas, donde se pactó la conciliación entre la minera y el organismo estatal frente al árbitro Héctor Humeres. Según dos fuentes presentes, en la reunión se acordó enviar una consulta vía mail al abogado Felipe Bulnes para certificar por escrito las conversaciones previas sostenidas por Contesse, Azócar y Bitran respecto del rol de asesores de los hermanos Ponce. Es por eso que a las 17.27 horas de ese lunes, Sebastián Oddó le pide a Bulnes “confirmar nuestro entendimiento en las reuniones sostenidas contigo y con el señor Eduardo Bitran en cuanto a que las prohibiciones establecidas en la misma NO alcanzan a la calidad de ASESORES de SQM y filiales”. La respuesta por parte de Bulnes llegó a las 21.20 horas (ver mail destacados). El exministro de Justicia indicó a PULSO que “no hubo una inadvertencia (…), el tema (de las asesorías) fue tratado expresamente”, agregando que “lo que se negoció, lo hice contando con instrucciones y el debido respaldo”.

La versión de Bitran, es decir, que para el caso de Julio Ponce la prohibición también incluía las asesorías, tampoco fue discutida en el consejo directivo de la Corfo, según reconoce su presidente en ese momento, Jorge Rodríguez. “Esto no fue tema, no se conversó en el consejo”, indica al ser consultado.

¿Por qué este asunto no se aclaró en el contrato? Las versiones son opuestas. Según dijo Bitran, respecto de la prohibición de Julio Ponce para asesorar a SQM “se acordó no dejarlo por escrito para evitar que Julio Ponce pudiera aparecer en una situación de discriminación que solo lo afectara a él”. La versión de fuentes cercanas a Pampa es justo la contraria: Contesse quería que quedara por escrito que los Ponce sí podían ser asesores, pero se le habría explicado que no era necesario, que bastaba con excluir dicha figura cuando se señalaran las prohibiciones. Fue ahí cuando Contesse, preocupado por la interpretación que del contrato pudieran hacer futuras administraciones de la Corfo, pidió que al menos quedara respaldo por mail.

17/ENE/2018: Alberto Salas: el director independiente

Luego de casi cuatro años de conflicto, la tarde del miércoles 17 de enero, Corfo y SQM firmaron la conciliación que abrió paso a los nuevos contratos que hoy tiene la minera para explotar el Salar de Atacama.

Se trata de dos documentos, que en total suman 200 páginas, donde se estipulan los compromisos adquiridos y los pasos que debe seguir la compañía que administra Patricio de Solminihac para elevar su cuota de extracción de salmuera para producir litio, y poder alcanzar una producción de 2,2 millones de toneladas de litio equivalente hacia el 2030. Uno de los puntos clave para sellar el acuerdo es la incorporación de Alberto Salas como director independiente de SQM, quien luego es nombrado presidente de la compañía, nombre visado por la propia Presidenta Michelle Bachelet.

23/MAY/2018: La defensa de Hernán Büchi

El 23 de mayo fue el primer directorio de la nueva mesa de SQM. Y aunque el tema no estaba en la tabla, Alberto Salas, como presidente, toma la palabra y propone la llegada de Julio y Eugenio Ponce como asesores de la empresa. La propuesta es fuertemente defendida por Hernán Büchi, director propuesto por el Grupo Pampa, quien expone en extenso ante la nueva directiva el riesgo que corre la compañía si, por ejemplo, Eugenio Ponce, en ese momento alejado de la firma luego de 37 años, fuera fichado por la competencia. Sobre todo porque fue el propio Eugenio quien creó la red comercial con la que actualmente opera la minera no metálica, preocupación que se suma, además, a que la vecina de SQM en el Salar de Atacama, Albemarle, ya tiene dentro de su staff en Chile a varios ejecutivos ex Soquimich.

Ante esa posibilidad, la mesa mandata a Alberto Salas a negociar con Eugenio, con el fin de ofrecerle un rol dentro de la compañía y, además, una remuneración interesante que impida ser “conquistado” por la competencia. Salas también recibe la misión de conversar con Julio Ponce, a quien se le ofrece el mismo rol, aunque en este caso las partes acordaron que los servicios serían ad honorem, dada su condición de accionista de la compañía, al tener en su poder el 32% de las acciones de SQM. Si bien internamente se consideró que los hermanos Ponce ocuparían una oficina en el piso seis del edificio corporativo, finalmente se decidió que eso no ocurriría.

Julio y Eugenio Ponce aún no firman sus contratos como asesores, lo que se estima podría suceder durante el transcurso de este mes.

08/JUN/2018: Se revela la decisión de SQM y la atención se vuelca sobre Bitran

El 5 de junio, PULSO publicó en exclusiva que SQM había decidido contratar como asesores externos a Julio y Eugenio Ponce. La revelación generó gran revuelo, pues se suponía que el acuerdo -y así lo comunicó Corfo- consistía en que los Ponce no estuvieran vinculados de ninguna forma con la minera.

Por lo mismo, uno de los más críticos fue Eduardo Bitran. El 5 de junio, publicó en Twitter que “la salida de Julio Ponce de la compañía fue un acuerdo fundamental Corfo-SQM Pampa. No podíamos escribir todas las contingencias. Se ha actuado de mala fe”.

Al día siguiente, conocido el contenido de un correo en el que Felipe Bulnes da cuenta de que Bitran estaba al tanto de la opción de la asesoría, arremetió contra su ex asesor legal. “Estoy esperando que el ex abogado externo de Corfo, Felipe Bulnes, me informe de su conversación con Oddó”. Con los días, finalmente reconocería que el tema sí se trató, pero en una mesa paralela. Corfo terminó pidiendo a SQM las actas del directorio en que se aprobaron las asesorías.

Fuente Pulso
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a Revista Digital Minera de forma gratuita y disfruta de las últimas noticias de la Minería en Chile y los últimos avisos de trabajo del sector.
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.