La mirada tecnológica del ejecutivo que llegará a dirigir la oficina de BHP en Santiago

Con ocho meses en el cargo, después de haber asumido en enero de este año, el CEO de BHP, Mike Henry, hizo una completa reestructuración de la plana ejecutiva de la empresa, la que tiene una fuerte presencia en Chile, a través de Minera Escondida, Spence y Cerro Colorado.

Algunos ajustes se anunciaron a los pocos días de asumir y otros este martes, en el marco de la entrega anual de resultados. Y en ellos hubo ajustes en Chile, donde está la oficina de Minerals Americas, desde la cual también se dirigen los negocios en la región.

Tras haber estado cerca de cinco años en la posición de presidente de esta unidad de negocios, Daniel Malchuk, dejará la empresa a fines de octubre, dando paso a Ragnar Udd, quien tiene una larga trayectoria en la empresa.

«Bajo el liderazgo de Danny, Minerals Americas ha logrado un desempeño operativo récord en Escondida, ha avanzado en el proyecto de crecimiento de cobre de Spence y ha sentado pilares firmes en nuestra opción de desarrollo de potasa en Jansen. También ha supervisado la transición de nuestras operaciones de Chile a la energía renovable y el agua desalinizada», destacó en un comunicado Henry.

Según destacó el Financial Times en enero, el CEO de BHP está convencido que la tecnología es clave para lograr mayores ganancias de productividad. Por eso, no sorprende el perfil que eligió para continuar el desarrollo de la unidad con base en Santiago.

La firma destacó que Udd «aporta más de 20 años de experiencia global en operaciones y liderazgo en Australia y América del Norte, que incluyen haber sido presidente del Asset en BHP Mitsubishi Alliance (BMA) y vicepresidente de Transformación Global de Tecnología.

Actualmente es el director interino de Tecnología, donde realineó la función de tecnología global, redujo los costos y ajustó las prioridades para apoyar mejor los activos operacionales de BHP».

En una conferencia en la que participó en mayo de 2019, Udd señaló que «el próximo horizonte en innovación minera no es ningún secreto. Es, simplemente, la aceleración de la tecnología transformadora en cada rincón de nuestra industria».

«La tecnología está llegando, nos guste o no. Lo que determinará quién gana en este futuro es la gente»; dijo aludiendo a los beneficios que esto traería en la industria, especialmente en Australia.

Udd se integró a BHP en 1997, año en que -según él mismo destacó en una presentación en abril del año pasado- Steve Jobs regresó a Apple y dos estudiantes de Stanford cambiaron el dominio de su motor de búsqueda de Backrub a Google. «Ese año se sembraron las semillas de la transformación digital del mundo. También fue el año en que me uní a BHP», recordó sobre sus inicios en una faena en la mina San Juan, en Nuevo México, asociándolo a los desafíos actuales.

«La industria minera se encuentra ahora en la cúspide de su propia transformación digital, mientras reimaginamos la forma en que extraemos», recalcó.

 

Fuente: Diario Financiero