Part of Recabarren & Partners Media Ltd. Registered company of the United Kingdom

Los detalles de la transición de Codelco a horas de la salida de Nelson Pizarro

753

Ya con ofertas bajo la manga, hoy deja la estatal, aunque aún le resta la despedida del directorio y una participación pública en Perú. Los desafíos para el sucesor: enfrentar la alta exigencia financiera y la puesta en marcha de Chuqui Subte.

Cuando el mundo minero asumía su retiro, a los 73 años, Nelson Pizarro volvió a Codelco en septiembre de 2014 en el rol más alto de la plana ejecutiva.

Tras cinco años como presidente ejecutivo de la cuprífera estatal, ahora está en sus últimas horas con esa responsabilidad en los hombros. En este escenario, sus cercanos comentan que él no ha cambiado la rutina de llegar a las 7.15 am a las oficinas del piso 11 y la costumbre de ser muchas veces el último en salir de la casa matriz de la compañía en el paseo Huérfanos, de la que incluso manejaba su propio juego de llaves por si requería trabajar en horarios no hábiles.

Hoy será su última actuación pública en el cargo cuando a las 12:00 horas entregue los resultados de la compañía.

Si bien hoy cerrará un capítulo, Pizarro ya se despidió de los trabajadores de la Corporación el 14 de agosto al cortar la cinta de su emblemático proyecto Chuquicamata Subterráneo. “Se termina mi carrera como presidente ejecutivo de la principal empresa de Chile. En este largo recorrido hemos vivido sinsabores dolorosos, pero también éxitos gratificantes como los de hoy”, dijo emocionado ese día. Con la tranquilidad de dejar en marcha el que es, para muchos, el principal legado de su gestión, sus últimos días han estado cruzados por una intensa agenda en el frente interno.

En su última semana participó en reuniones de trabajo y en la preparación de la cuenta al directorio. En una despedida más íntima con los trabajadores, el martes dirigió la última reflexión en el tema de seguridad, la que él mismo instauró hace 25 meses y que se transmite vía streaming a toda la Corporación. Si bien su exposición se realiza desde distintas locaciones, esta vez su intervención se transmitió desde el Salón del Cobre en Casa Matriz, donde habló de avanzar en el desafío de instalar la transformación de la cultura como un proceso permanente.

“Las personas pasan, la cultura queda”, habría señalado en su último discurso interno. Además, según trascendió, reforzó la necesidad de Codelco de reconvertir el perfil de sus trabajadores, transitando desde un trabajador arriesgado y “expuesto al polvo” como lo era antaño para convertirlo en uno con mayor conocimiento y responsable de su propio cuidado.

En la cita, también habló su sucesor, Octavio Araneda, quien dejará la vicepresidencia de Operaciones Centro Sur para asumir el 1 de septiembre como nuevo presidente ejecutivo de la estatal. Según comentan algunos asistentes, el ejecutivo dijo de entrada que desde ahora a cinco años más “nuestros activos serán 100% diferentes y cada uno de nosotros también”.

Pero Pizarro esta vez tampoco abandonaría las faenas. Aunque en la inauguración de “Chuqui Subte” reconoció que sus planes inmediatos estaban en dormir y después de 60 días comenzar a incorporarse a distintas actividades tres días a la semana, con el correr de los días, el histórico ejecutivo ya tendría más claridad de sus días fuera de la estatal. Ahora, con 78 años, ya tendría planificado un viaje a Europa junto a tres amigos y ya pensaría cómo ocupar sus días como asesor luego de evaluar las ofertas que le han llegado desde varias empresas.

Antes, el 5 de agosto acompañó a Araneda a una reunión de presentación del nuevo presidente ejecutivo en el Senado, donde fue recibido por Alejandro García Huidobro.

Según trascendió, las vicepresidencias ya lo despidieron en un encuentro que se realizó la semana pasada, pero la última actividad ligada a la Corporación será la próxima cuando el directorio lo despida en una cita privada.

Su próxima actividad pública traspasara la frontera, ya que el 17 de septiembre estará en la 34 Convención Minera Perumin que se realizará en Arequipa donde participará en una mesa redonda denominada “Minería, un impulso para la innovación”.

Diversos actores de la industria señalan coinciden en que esta vez la transición será menos traumática que la de Pizarro, dado que él aterrizó en la cuprífera en un momento complejo tras la salida de Thomas Keller. El hecho que Araneda sea un ejecutivo del interior de la Corporación, que conoce la compañía y ha estado cerca de Pizarro en los últimos años, hace que conozca los cambios impulsados por el hasta hoy timonel. Por ejemplo, los movimientos en gerencia de las divisiones de Andina, Ministro Hales y Gabriela Mistral, junto con subir el plan de ahorro a US$ 500 millones.

El director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo, plantea que los desafíos de Araneda están enfocadas en la alta exigencia financiera y la puesta en marcha de iniciativas como Chuquicamata Subterránea. Además, dice, se debe considerar el factor laboral, no solo desde el punto de vista de reducción de personal donde se han visto ya decisiones en los últimos meses sino también en cuanto a las negociaciones colectivas.

“A Nelson Pizarro le tocó una redefinición de los proyectos. Ahora es otra etapa”, dice. Y agrega que un desafío también será el conflicto que mantiene con Contraloría. “No tiene mucho que ver con la gestión que haga Codelco, pero será determinante para el futuro de la empresa”, dice.

     

Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a Revista Digital Minera de forma gratuita y disfruta de las últimas noticias de la Minería en Chile y los últimos avisos de trabajo del sector.
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.