Part of Recabarren & Partners Media Ltd. Registered company of the United Kingdom

Los robots “llegan al fondo del asunto”: pronósticos de desarrollo para sistemas de minería automatizados en 2019

55

No es un secreto que la industria minera ha sido históricamente extremadamente conservadora. Por tanto, siempre ha sido difícil convencer a los mineros de experimentar en formas de producción que se ha desarrollado durante siglos. Sin embargo, en este siglo XXI soplan nuevos vientos, y para mantenerse a flote, las empresas tradicionales necesitaran cambios radicales. Hace ya unos años, los líderes mundiales en minería lanzaron un proceso a gran escala para actualizar su flota de equipos. Acumen Research and Consulting (ARC) estima que el mercado global de equipos mineros alcanzará mundialmente los $ 285.5 mil millones para el 2026. Donde los principales impulsores del crecimiento serán las tecnologías automatizadas y las llamadas soluciones “inteligentes” para la producción.

Hoy en día los “mineros” más avanzados ya están utilizando de procesos tecnológicos, como lo es el uso de la robótica para la perforación y para el transporte de materias primas; mientras que en el 2019 la mayoría de los actores de la industria podrían utilizar nuevas tecnologías a escala industrial. Analistas de Technavio predicen un 27% de crecimiento promedio en mercado de la robótica aplicado a la industria minera para el 2022.

En la misma víspera del Año Nuevo, la empresa minera y metalúrgica transnacional Rio Tinto (una de las primeras en construir una “mina del futuro”) anunció oficialmente el lanzamiento de AutoHaul, la primera red autónoma de trenes de larga distancia. En dicha red se transportará mineral ferruginoso a los puertos de la compañía en la región de Pilbara en Australia Occidental. Se espera que los diez años de trabajo de la compañía en la creación del más grande robot ferroviario conlleven a un aumento de 340 a 360 millones de toneladas en la producción mineral de Pilbara. Simultáneamente, al otro lado del globo, compañías suecas de tecnología como Ericsson, Scania, Eprioc o SKF, se están fusionando en el llamado Grupo Sueco de Automatización Minera (SMAG) y están comenzando a promover sus propios productos y tecnologías para las compañías mineras. Suecia actualmente no está entre los principales países mineros, por lo cual SMAG está trabajando en conjunto con compañías canadienses que esperan, con la ayuda de la empresa, mejorar su propia producción y comenzar a utilizar tecnologías innovadoras. En el 2019, los fabricantes de robótica industrial recurrirán cada vez más a la cooperación internacional para expandir el mercado e introducir nuevas soluciones tecnológicas en minería.

Al mismo tiempo, los principales actores del mercado de la robótica deberán estar preparados para un aumento en la competencia, y para el surgimiento de nuevas empresas que no hayan trabajado anteriormente en el sector minero. Hace unos años prácticamente no existían alternativas en el mercado de los camiones no tripulados. Empresas como Caterpillar y Komatsu satisfacían plenamente las necesidades de los mineros en lo que refiere a transporte autónomo.

En el 2018, el fabricante de automóviles sueco Volvo firmó un acuerdo con la empresa minera noruega Brønnøy Kalk, según el cual los camiones no tripulados de Volvo transportarán piedra caliza por una ruta de tres millas entre la mina y el puerto. Se prevé que el sistema esté funcionando por completo este 2019.

Por otro lado, en Marruecos, un camión minero basado en TEREX y control robótico desarrollado por la compañía rusa VIST Robotics (parte de Zyfra Group) ha superado exitosamente diferentes ensayos realizados sobre un sitio de pruebas especialmente diseñado.

Paralelamente, en el territorio de Khakassia en Rusia, los camiones autónomos BelAZ ya están siendo utilizados en la cantera de la compañía siberiana de carbón y energía. El primer camión volqueta robot ha sido montado recientemente, recorriendo con éxito la ruta de la cantera en modo off-line. Mientras tanto, se sigue llevando a cabo el proceso de ensamblaje y equipamiento de un segundo camión volqueta, así como la construcción de la infraestructura necesaria para la operación de más vehículos autónomos.

En Kazajstán, VIST Robotics en conjunto con la Universidad de Nazarbayev, han comenzado a laborar en un camión tractor basado en el camión KAMAZ NEO. Además de camiones no tripulados, la compañía está probando un nuevo sistema robótico de perforación. El plan es que una vez el producto sea desarrollado, este pueda reemplazar a personas que trabajen en áreas peligrosas, y mantenga (o inclusive disminuya) los costos de perforación de pozos. La compañía espera obtener los primeros resultados de las pruebas para el segundo trimestre del 2019.

También las empresas que participan en el desarrollo de vehículos aéreos no tripulados podrán aumentar su producción, ya que las compañías mineras están encontrando nuevas y nuevas aplicaciones para drones. Los drones están siendo frecuentemente utilizados para la exploración y prueba de equipos en lugares de difícil acceso. Estos elaboran mapas en 3D de los campos, que luego son analizados utilizando tecnologías de Big Data para así evaluar el potencial de la mina. Los vehículos aéreos no tripulados ayudan a su vez a evitar situaciones de emergencia en las canteras, rastreando el proceso de operaciones explosivas y el tráfico.

El gigante minero australiano BHP Billiton, conocido por su introducción activa de drones en procesos de producción, anunció el comienzo del uso en modo experimental de drones en el transporte marítimo. La compañía tiene la intención de usar aviones no tripulados para verificar el estado de las bodegas de los buques antes de los vuelos. Los vehículos no tripulados reemplazarán a la persona y registrarán de forma autónoma las lecturas de varios medidores, buscarán el daño que no se puede ver a simple vista y transmitirán la imagen en formato 4K al operador.

La expansión del uso de tecnologías robóticas y automatizadas en la industria minera ha sido posible gracias a una reducción en el costo de las nuevas tecnologías. Según el informe de McKinsey, en los últimos 30 años, el precio promedio de un robot ha bajado a la mitad en términos reales, e incluso más en relación con los costos laborales. Los analistas creen que la demanda de las economías emergentes alienta a los fabricantes de robots a moverse hacia regiones más baratas, y que la robótica continuará bajando de precio. Las minas que solo usarán robots, que a su vez serán controlados por ortos robots, ya no son una fantasía. En 2019, uno de los primeros proyectos de este tipo podría ser implementado. Resolute Mining anunció que su mina de oro Syama en Mali será la primera del mundo en ser completamente autónoma. Se creará una red de fibra óptica en toda la mina, la cual garantizará el contacto constante de tractores autónomos, taladros robot y centros de control en tierra.

El informe de la consultora BDO Australia dice que para 2020, más del 50% de los mineros de todo el mundo serán reemplazados por robots. Tales pronósticos parecen muy alentadores para los fabricantes de robótica industrial y, al mismo tiempo, imponen una gran responsabilidad a las empresas que necesitarán desarrollar soluciones técnicas más avanzadas para reemplazar completamente a las personas. A su vez, luego los ataques masivos de virus a instalaciones industriales en 2018, los fabricantes de equipos robóticos también deben prestar especial atención a la protección de dispositivos. Los analistas de BDO Australia creen que para 2020, hackers activistas lanzarán al menos cinco ataques cibernéticos globales en las minas a través de dispositivos conectados con denegación de servicio permanente (DOP).

Un obstáculo para nada despreciable, y quizás el más importante para la transición final hacia el uso de la robótica en la minería, sigue siendo el problema del empleo de esos trabajadores cuya labor será reemplazada por la máquina. A pesar de que los costos de la automatización en la producción se siguen reduciendo, los gobiernos no pueden permitirse que aumente el desempleo. Por tanto, existe una contradicción entre la efectividad de las empresas y la responsabilidad social. Un problema de difícil solución que solo se agravara en próximo año. Solo un esfuerzo conjunto de estados, compañías mineras, y fabricantes de robótica ayudará a encontrar un camino que sirva a todos los actores de la industria.

Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a Revista Digital Minera de forma gratuita y disfruta de las últimas noticias de la Minería en Chile y los últimos avisos de trabajo del sector.
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.