Part of Recabarren & Partners Media Ltd. Registered company of the United Kingdom

Mark Ferguson, director de S&P Global market intelligence: “Un acuerdo EEUU-China ayudará a remover el descuento que tiene el cobre”

0 302

Especialista de materias primas estima un precio promedio del metal por encima de US$ 2,95 en 2019 y 2020. Una recesión en EEUU tendría un impacto significativo en el mercado, pero es poco probable que ocurra a corto plazo.

Es temporada de actualización de proyecciones en la industria del cobre. La semana partió con el banco de inversión Goldman Sachs, que había tenido una postura alcista sobre las materias primas para 2019, y que recortó sus pronósticos a US$ 2,77 por libra en tres meses y a US$ 2,9 en seis, aunque el objetivo de 12 meses sigue en US$ 3,18. El viernes se sumó Fitch Solutions, que indicó que la reanudación de las conversaciones entre Estados Unidos y China para resolver la escalada en la disputa comercial había animado una modesta recuperación en los precios en los primeros días de este año, pero anticipó que la debilidad persistirá en el corto plazo por la incertidumbre en torno al conflicto y los temores sobre un pobre crecimiento del gigante asiático.

En los próximos días, la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) también dará a conocer una actualización de sus pronósticos para el valor del principal producto de exportación del país. Probablemente no van a diferir sustantivamente de las proyecciones dadas a conocer hace casi dos meses -en ese momento estimó un precio de US$ 3,05 por libra en 2019-, pero de todos modos habrá una revisión.

Mark Ferguson, director asociado de Metales & Minería de S&P Global Market Intelligence, dice que pese a todo hay fundamentos para pensar en precios un poco mejor que los actuales, aunque de gran ayuda sería que Washington y Beijing pudieran superar la escalada comercial.

El cobre se está negociando actualmente en torno a US$ 5.900 por tonelada o US$ 2,7 por libra, ¿cuáles son las perspectivas para 2019 y 2020?

-Esperamos que los mercados de cobre refinados permanezcan ajustados en 2019 y 2020. Aunque las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China han puesto en el foco a los riesgos geopolíticos en la demanda de cobre, pensamos que el crecimiento económico global permanece en lo fundamental con un buen apoyo. Además, la desaceleración del crecimiento en el suministro de concentrado en los próximos dos años aumentará los déficit en los mercados de refinados. Calculamos una ampliación en el déficit de cobre refinado hacia el 2020, lo que apoyará precios contado promedio de regreso en niveles por encima de US$ 6.500 por tonelada (US$ 2,95 por libra) en los próximos dos años.

¿Cuál es el principal riesgo que enfrentan los precios del cobre. Es precisamente una profundización en la guerra comercial entre Washington y Beijing? ¿Factores sobre la producción?

-Es improbable que una sobre-producción sea un riesgo mayor para los precios del cobre considerando lo estrecho del material a nivel de mina, un aumento de la actividad de fundición en China e India, y una cadena de oferta con sub inversión. De más preocupación son los riesgos financieros vinculados al precio de la materia prima y, en ese sentido, cambios más agresivos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos y un fortalecimiento del dólar estadounidense representan vientos en contra. Un acuerdo más amplio en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China ayudará a remover el descuento por riesgo que tiene el cobre por parte de los participantes en el mercado financiero.

¿Cuál sería el impacto de una ampliamente anticipada desaceleración en las grandes economías mundiales con la posibilidad de una recesión en EEUU?

-El impacto de una recesión en Estados Unidos para los mercados de cobre sería significativo y perjudicial para los precios. La demanda de cobre refinado sería afectada en forma dramática a medida que las inversiones y las compras en Estados Unidos descienden bruscamente. Estados Unidos representó el 8% del consumo global de cobre refinado durante 2018. Las exportaciones de bienes intensivos en cobre desde China a Estados Unidos necesitarían ser redirigidas y también habría una caída en la demanda entre los usuarios finales por debajo de nuestras expectativas de caso base. En todo caso, no esperamos una recesión en Estados Unidos en el corto plazo, aunque cambios de política más constructivos ayudarían a aliviar los temores en los participantes del mercado.

¿La demanda de China podría ser menor en los próximos años también debido a un aumento en la producción local?

-Una mayor producción de cobre de China no necesariamente significa menores importaciones, como lo vimos en 2018, cuando la producción de cobre refinado subió 6%, pero las importaciones de cobre en bruto también subieron fuertemente. Más de 1,5 millones de toneladas de nueva capacidad de fundición en China entrarán en línea durante los próximos 18 meses, pero ello no cerrará el espacio que hay entre la oferta y la demanda de China. Los exportadores de concentrados a China se verán particularmente beneficiados como una mayor producción refinada de China.

Fuente Pulso
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a Revista Digital Minera de forma gratuita y disfruta de las últimas noticias de la Minería en Chile y los últimos avisos de trabajo del sector.
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Deja una respuesta