Pandemia presionaría a la baja utilidades de las mineras por segundo año consecutivo

Según el reporte de las 15 compañías privadas más importantes, las ganancias se desplomaron un 22% durante 2019, principalmente por la caída en el precio del cobre.

Pese a que el viernes el cobre sufrió un tropiezo, cortando una racha de cinco días consecutivos al alza, en las últimas semanas han aparecido varias señales positivas para la industria local. En los últimos días, gracias a imágenes satelitales, se identificó una reactivación importante de las fundiciones de mineral en China, principal consumidor del cobre chileno, luego de los problemas que enfrentaron dichas instalaciones con el brote del coronavirus en el gigante asiático.

Prueba de esta reactivación es que, según las cifras del Banco Central, en abril las exportaciones chilenas a China se dispararon, con el metal rojo como protagonista. Las ventas del mineral en el cuarto mes sumaron US$ 1.400 millones, un incremento de 27% respecto de lo ocurrido hace un año. A esto se suma una fuerte reducción de los inventarios de cobre en China, por ejemplo: en la Bolsa de Shanghái se redujeron 15,8% la semana pasada, mientras que en en el Puerto de Shanghái bajaron 30,7% en mayo respecto de abril, según Cochilco.

Sin embargo, todo parece indicar que durante 2020 la industria cumplirá un segundo año de caída en sus utilidades (ver relacionada). El director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo, apunta a que hay que partir de la base de que estamos en un ambiente de alta incertidumbre en aspectos como el comportamiento de los precios, lo que impactará directamente en los ingresos de las firmas. “Este será un año muy especial. De todos modos, los esfuerzos que han hecho las compañías para mantener la producción han dado buenos frutos, lo que ha generado incluso mejores resultados que el año pasado hasta ahora (en general). Sin embargo, para el resto del año debe considerarse no solo la incertidumbre, sino también los efectos de estar operando en condiciones restrictivas”, señala Guajardo, que estima que este año exista una caída de producción de 5,5%.

El socio de la consultora Vantaz, Juan Cariamo, apunta a que este será un año estrecho y complicado, y que en 2021 se podría ver una recuperación acotada, dependiendo siempre del desempeño de la economía de China. “Si el precio del cobre cierra en US$ 2,3, sería mucha suerte, pero va a depender de la demanda. China no puede decir mucho, porque efectivamente consume, pero es también el fabricante de otras economías, que hoy están muy complicadas, como Europa y Estados Unidos, por eso ellos han sido cautos y no se pusieron meta de crecimiento”, explica Cariamo.

Los expertos coinciden que a nivel local hay poco margen respecto al riesgo de contagios masivos en alguna faena, lo que en un caso extremo podría obligar a detener alguna operación, a lo que se suman complicaciones como la menor disponibilidad de agua en la zona central.