Part of Recabarren & Partners Media Ltd. Registered company of the United Kingdom

- Advertisement -

Pese a alza en precio del cobre, industria minera mantuvo a raya costos de producción

91

Al cierre del último ejercicio, ocho operaciones vieron caer su C1, a pesar de que existió un descenso en la obtención del metal rojo, debido a las menores leyes.

La disciplina en los costos de producción ha sido uno de los mantras que vienen repitiendo los ejecutivos de la industria minera durante el último tiempo, luego que este indicador se disparara en el último superciclo de precios altos.

Y al parecer, esa tarea se cumplió en parte durante 2018. Así lo refleja el Observatorio de Costos Cash Cost (C1) elaborado por Cochilco, documento que se dará a conocer hoy martes en el Instituto de Ingenieros de Minas (IIMCH).

Según se explica en el informe, al cierre del último ejercicio el costo C1 fue de ¢US$ 138 la libra, ligeramente superior a 2018, cuando fue ¢US$ 137,6. Se destaca que en el lapso la cotización del metal subió a US$ 2,96, pudiendo contener las mineras esta alza de casi 6% del precio.

“Efectivamente, las empresas tienen internalizado que uno de los factores clave de una buena gestión es controlar los costos”, adelantó el vicepresidente ejecutivo (s) de Cochilco, Manuel José Fernández.

Los principales factores que explican este indicador tienen que ver con que, producto de la caída de las leyes del mineral en la mayoría de las faenas que operan en el país, existió un efecto equivalente a que se dejaran de producir 289 mil toneladas de cobre fino.

Junto con esto, existen factores de mercado, influidos por el aumento de los precios de materiales, remuneraciones, insumos y fletes, que también presionaron los costos al alza. Además, el menor precio del dólar impactó negativamente en los costos con participación de moneda local.

En estos factores, se incluyen el alza del diésel (28%) y de la energía eléctrica, que varió en el SING (10%) y en el SIC (7%).

Por el contrario, se logró compensar esta situación con el efecto positivo de la mayor producción de cobre, la que sumó 328 mil toneladas del metal rojo, principalmente por el efecto de Minera Escondida, faena que en 2017 sufrió una prolongada paralización. Se suman los créditos por subproductos, luego que el precio del molibdeno subiera un 45%, pese a una ligera caída en su producción.

También se destacan menores costos atribuibles a los contratos negociados con empresas contratistas, los que se han reducido fuertemente.

Mantención de los costos

Para el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo, el foco de las mineras está puesto hace al menos cuatro años en la eficiencia y en el cuidado del manejo de los costos, siendo una tendencia que se espera mantener.

Sin embargo, el experto advierte que “la prueba de fuego va a ser cuando estemos en un período de boom, que es cuando se verá si la disciplina llegó efectivamente para quedarse, o no, porque en este momento aún hay incertidumbre, y el precio tampoco está en un nivel tan confortable para las mineras, por lo que no se va a soltar el control todavía”.

Respecto a proyecciones para este año, el líder de Cochilco explica que es difícil hacer una estimación, pero destaca que al primer trimestre del 2019 hay operaciones que ya muestran una tendencia a la baja en sus costos.

“Hay algunas variables de mercado que entregan algunos lineamientos para el mediano plazo. Se espera que el tipo de cambio se ubique en torno a los US$ 660, lo que seguiría presionando a la baja aquellos costos con un fuerte componente en moneda nacional. Otra variable son los créditos por subproductos, como el molibdeno y el oro, que presionarían a la baja los costos”, asegura Fernández.

En cuanto a los efectos que podría tener en la industria el desenlace de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, los resultados tenderían a ser mixtos, ya que hay un componente negativo que ha hecho disminuir el precio del cobre, lo que reduce el margen de las mineras.

Por otro lado, señala Fernández, si se produjera una caída en el PIB mundial y una menor actividad productiva, “se podría, eventualmente, abaratar algunos bienes transables utilizados como insumos para la minería, tales como el acero, petróleo, repuestos, maquinarias, etc. De igual forma, un menor precio del cobre impacta en un aumento del precio del dólar, lo que se traduce en menores costos de los elementos de gastos expresados en moneda nacional, tales como las remuneraciones, aproximadamente 70% de los servicios de terceros y 30% de los materiales”.

Con todo, en Cochilco explican que el costo C1 promedio mundial sería aproximadamente un 10% menor que el de Chile.

Fuente El Mercurio
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a REDIMIN
Suscríbete a Revista Digital Minera de forma gratuita y disfruta de las últimas noticias de la Minería en Chile y los últimos avisos de trabajo del sector.
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.