Cochilco hace nueva auditoría por contrato de División Salvador: no tuvo “costo cero”

Los equipos subutilizados en la división ubicada en Atacama, generados por el error de cálculo del plan minero, generó un costo para Codelco de US$ 48 millones, de acuerdo a Cochilco.

El fantasma de Nelson Pizarro y del polémico contrato por movimiento de tierra que bajo su administración se cerró en la División Salvador siguen rondando en Huérfanos 1270. ¿La razón? Una nueva investigación de Cochilco que generó una auditoría que llegó en abril a Codelco, ya que según el organismo fiscalizador, la cuprera sí tuvo un impacto económico por el “error técnico” del contrato que incluso fue analizado por una comisión investigadora de la Cámara de Diputados.

De acuerdo con Cochilco, los equipos subutilizados en la división ubicada en Atacama, generados por el error de cálculo del plan minero que llevó a realizar una licitación para mover 104 mil toneladas de material, pese a que en el plan minero se estipulaban 70 mil toneladas, pero donde finalmente fueron requeridas solo 20 mil toneladas, generó un costo para Codelco de US$ 48 millones. La cifra es menor a la estimada por la comisión investigadora, que hablaba de un costo para la estatal de US$ 130 millones y, a la vez, contradice la versión que entregó la propia minera, que en su momento señaló que la compañía no tuvo pérdidas por la ejecución del contrato, ya que derivó los equipos que no se utilizaron en Salvador hacia Radomiro Tomic y Gabriela Mistral.

“Es una nueva investigación de Cochilco que se entregó en abril pasado, es un informe preliminar”, señala una fuente que conoce el informe de Cochilco. La información del organismo fiscalizador fue presentada al directorio de cuprera en la sesión pasada, información que no fue grata para los integrantes de la mesa de la mayor productora de cobre del mundo. Esto, porque cuanto estalló el escándalo por los problemas del contrato de la División Salvador, al directorio se les aseguró que el tema no había generado pérdidas para la estatal. “En el directorio hay algunos integrantes que se sienten engañados y están pidiendo explicaciones”, señala un cercano a la mesa de la estatal.

Hoy el proceso está en fase de descargos por parte de la minera, indica una conocedor de la investigación de Cochilco, información que debe ser presentada al organismo que lidera Marco Riveros por José Robles, vicepresidente de Productividad y Costos de la minera, indica la fuente.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More