Codelco detiene todos los proyectos del Distrito Norte y Chuquicamata operará solo con personal de Calama

La medida, que implica la suspensión completa de la construcción de Chuquicamata Subterránea, se hará efectiva con la desmovilización de los trabajadores de forma inmediata o en la medida que finalicen los turnos vigentes.

En medio de la creciente preocupación que despertó tanto en autoridades como organizaciones sindicales el aumento de contagios por el Covid-19 en la comuna de Calama, Codelco informó la tarde de este sábado una drástica decisión, como parte de las medidas para enfrentar la emergencia sanitaria particularmente en la Región de Antofagasta.

A través de un comunicado, la cuprífera estatal anunció que se vio en la necesidad de paralizar la construcción de todos sus proyectos en la zona y operar la División Chuquicamata sólo con trabajadores de Calama.

Así, detalló que la desmovilización comenzará a implementarse de forma inmediata o en la medida que finalicen los turnos vigentes, permitiendo la disminución de los desplazamientos desde otras regiones y la reducción de la densidad de la dotación propia y de colaboradores.

Desde mayo, todas las operaciones de Codelco ya habían reducido en cerca de un 30% su dotación para enfrentar la pandemia, a través de la aplicación del teletrabajo para las personas con condiciones de riesgo de salud y aquellas con posiciones factibles de realizarlo de acuerdo a sus labores.

Además, los proyectos habían disminuido su actividad al mínimo, realizando las labores que fueran factibles según las condiciones sanitarias. Con esta medida adoptada por la Corporación, se suspenderá completamente la construcción de Chuquicamata Subterránea y otros proyectos divisionales.

Mientras, en cuanto a la operación de la División Chuquicamata, que a partir de ahora se realizará sólo con personal residente en Calama, la empresa indicó que «realizará los esfuerzos por mantener su nivel productivo de modo de no afectar los recursos que genera para el país». Así, con esta medida, la dotación total de la División Chuquicamata -considerando trabajadores propios y contratistas-disminuye en un 45%, cuando ya había bajado en cerca de un 30%.

Las alertas en torno a la situación de la Región de Antofagasta incluso fueron parte del boletín que entregó esta mañana la subsecretaria de Salud, Paula Daza, quien reconoció tras su informe su preocupación particular por la comuna de Calama que está actualmente en cuarentena preventiva. Sólo en las últimas 24 horas se confirmaron 378 nuevos casos.

Así, el total acumulado regional llegó a los 6.215. Sobre el alza de contagios, Daza sostuvo que tienen que ver la respuesta con respecto a las medidas establecidas, «no solamente la cuarentena sino la situación de la disminución de permisos para que las personas circulen en esa comuna», agregando que «si es necesario poner medidas más estrictas en otros aspectos, así se va a hacer».

Mientras, el ministro de Salud, Enrique Paris, puso sobre la mesa la alta tasa de movilidad en el aeropuerto de la ciudad, principalmente debido a la actividad minera.

«Me comuniqué con algunos parlamentarios de la zona para estudiar el tema de las mineras y la gran cantidad de vuelos. Tenemos que buscar una solución en conjunto con el Ministerio del Trabajo», aseguró esta mañana la autoridad. Incluso, según se indicó, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, estaba en la zona para monitorear la situación.

Fuente Diario Financiero