Minera Tres Valles logra aprobar la reestructuración de sus pasivos con el apoyo mayoritario de sus acreedores

La firma ligada a capitales canadienses había pedido su reorganización por los efectos de la sequía y el Covid-19. Deudas por más de $53 mil millones se reestructurarán.

Luego de tres meses de haberse sometido a un proceso de reorganización dado los efectos de la sequía y el coronavirus, este lunes, en una maratónica Junta de Acreedores que se prolongó por casi cinco horas, los acreedores de la empresa canadiense Minera Tres Valles aprobaron el proceso.

Con lo anterior, deudas de la firma, por más de $53 mil millones, se podrán reestructurar. Cabe recordar que la primera empresa de la industria que no logró sortear las dificultades previas marcadas por la caída del precio del cobre y la crisis económica fue Minera Tres Valles, lo que la obligó a someterse a una reorganización de sus pasivos.

En detalle, para los acreedores garantizados, monto que asciende a US$45 millones, se aprobó un plazo de gracia de 18 meses para el pago de capital, contados a partir del día 01 de julio de 2020, hasta el día 01 de enero de 2022, con una primera amortización de capital luego de dicho período de gracia que se devengará con fecha 31 de marzo de 2022.

Respecto de los acreedores valistas (sin garantía), cuyos créditos llegan $ 16 mil millones aproximadamente, se aprobó un plazo de gracia de 18 meses para el pago de intereses y capital, contados a partir del 01 de julio de 2020 y el pago de la totalidad del capital de los créditos de los acreedores valistas, se acordó realizarlo en 13 cuotas trimestrales, iguales y sucesivas, representativas del 50% de la deuda, y una última cuota trimestral por el 50% restante.

Por último, se aprobó desarrollar un proyecto de modernización de la explotación subterránea en el yacimiento «Papomono» ubicado en la localidad de Salamanca en la IV Región, que se iniciará una vez aprobado el acuerdo de reorganización, mediante un nuevo financiamiento de hasta US$ 16 millones, que aportará el accionista SRHI Inc., con US$ 10 millones en primer lugar y luego, de ser necesario, US$ 6 millones por parte de los acreedores garantizados.

 

Fuente: Diario Financiero