Barrick Gold busca adquisiciones en la minería del cobre

Los altos precios del oro ubican a la minera canadiense en una posición sólida para diversificarse mediante ofertas de compras.

Barrick Gold busca aprovechar una caída en los precios del cobre para realizar una adquisición en el sector, dijo su presidente ejecutivo Mark Bristow, mientras la minera canadiense cosecha los beneficios de los mayores precios del oro.

“El precio del oro ha subido y el precio del cobre ha bajado”, dijo Bristow a Financial Times. “Así que seguramente habrá oportunidades”.

Las acciones de Barrick han aumentado 56% este año, lo que le da a la segunda mayor minera de oro del mundo una capitalización de mercado de US$ 49 mil millones. Los precios del oro han aumentado 13% en lo que va del año a US$ 1.695,49 la onza troy, lo que está ayudando a Barrick a pagar su deuda.

En contraste, los precios del cobre han caído 15%, reviviendo la especulación de que Barrick podría llegar a un acuerdo con la minera estadounidense Freeport-McMoRan.

Bristow dijo que “no hay opciones fuera de la mesa”, cuando se trata de su interés por Freeport, que posee la mina Grasberg en Indonesia, la mina de oro más grande del mundo y la segunda más grande de cobre.

Desde que asumió el mando de Barrick a principios de 2019, Bristow ha expresado abiertamente su deseo de expandirse hacia el cobre, al que ha llamado un metal estratégico.

En particular, ha expresado su interés en Grasberg, que se encuentra en la provincia de Papua, justo al oeste de Papúa Nueva Guinea (PNG), donde Barrick es dueño de la mina de oro Porgera junto con la china Zijin Mining.

Bristow dijo que está interesado en expandirse en Asia, a pesar de una reciente disputa con el gobierno de PNG sobre la renovación de la licencia de Porgera, que llevó a Barrick y Zijin a cerrar la mina.

“Tenemos un balance muy sólido ahora, así que tenemos mucha más solidez financiera de lo que habíamos tenido en una década y media”, dijo Bristow. “También tenemos la profundidad de gestión”.

Las minas de cobre tienen vidas más largas que las minas de oro, por lo que un gran activo de cobre ayudaría a diversificar la producción de Barrick. La compañía pronosticó una producción constante de oro de 5 millones de onzas por año durante los próximos 10 años.

“Si no hace nada pronto, puede perder la oportunidad, esta es una buena ventana, los precios del oro no se mantendrán tan altos”, advirtió un banquero.

A través de una conferencia telefónica Bristow dijo la semana pasada que habría un ambiente de “fusiones y adquisiciones dinámicas” este año y que Barrick “no será tímido” sobre hacer tratos. El año pasado lanzó una oferta hostil por su rival más grande Newmont, que terminó con un joint venture entre las dos compañías en Nevada.

James Goldstone, gerente de Keystone Investment Trust en Invesco, que posee acciones de Barrick, advirtió contra cualquier acuerdo que aleje a la compañía del oro. Barrick ya realizó una gran adquisición con la compra de US$ 6 mil millones de la minera de oro Randgold en 2018, dijo.

“Es la historia del oro lo que generará un sentimiento positivo, y mantener ese enfoque en el oro es algo que me gustaría ver”, agregó.