La Importancia del Modelamiento Financiero en el Proceso de Planificación Estratégica Mina

La minería es una industria cíclica donde el precio de comodities y la inversión en capitales de expansión sufren de cambios abruptos cada día, como consecuencia de una oferta y demanda con alta variabilidad. En el contexto de una crisis económica mundial acelerada por la pandemia del Covid-19, las compañías Mineras sufren la presión de revisar sus inversiones planificadas a largo plazo y ubicarse en un ambiente seguro de mediano plazo para asegurar el retorno de esas futuras inversiones. Hoy, la Plana Ejecutiva de las compañías mineras tienen la oportunidad de revisar y replantear futuros planes estratégicos de acuerdo al contexto que sufre la industria.

Desde hace un tiempo ya son conocidos los retos que enfrenta la industria minera, depósitos con leyes cada vez más bajas y geología cada vez más compleja, caídas en la productividad e incrementos paulatinos de los costos ya originaban una mirada más critica los planes estratégicos con especial énfasis en la reducción de costos y análisis de ley de corte, sin embargo hoy en día también necesitamos profundizar y desafiar los métodos de optimización de reservas mineras para maximizar el metal pagable hoy, esto quiere decir debemos revisar constantemente ambas partes de la ecuación, el costo y el revenue, y su impacto en el estado de resultado.

Para hacer realidad la iteración del ejercicio de modelamiento financiero y evaluación economica como un proceso de mejora continua, se debe invertir tiempo en realizar un modelo en Base Cero, aplicando análisis de sensibilidad con aquellas variables propias del costo de la actividad minera propiamente tal, he aquí la relevancia de integrar el resultado a una vista comparativa, clara y auditable con los “key cost drivers” del negocio minero, en el análisis de múltiples escenarios. Es habitual que las áreas de planificación minera suministren los planes mineros a las áreas financieras, para que estos sean evaluados, sin embargo, todo apunta a que ambos convergen cada dia con mayor frecuencia debido a la necesidad de la continua iteración del proceso de evaluación económica.

Por el lado del Renevue se debe conocer e involucrar la mayor cantidad de variables metalúrgicas para obtener de una forma integrada al plan minero, el concentrado, metal pagable y otros costos asociados a la venta, tales como costos de tratamiento, fletes y royalties, de esta forma lograr entender el real beneficio de las diferentes opciones de secuenciamiento estratégico y el aporte de revenue para cada una de las opciones a evaluar.

Hoy en día las compañías mineras se ven obligadas a innovar y a invertir en “upgrades” de estrategias para la reducción del costo operacional y de capital, muchas necesitan replantearse desde el punto de vista ingeniería de minas hasta el procesamiento de minerales, para poder abordar nuevos desafíos desde el punto de vista minero-metalúrgico, esto debido a yacimientos en mayor profundidad y a la transición de minerales en zona de oxidación y enriquecimiento secundario a zona primaria.

Este complejo contexto de análisis de múltiples evaluaciones económicas, hace que sea indispensable modelar integradamente en base cero y asi identificar impactos en los resultados financieros en un lenguaje minero acorde con los inductores del costo por actividad, y asi lograr acercarnos a una ley de corte variable acorde a la realidad de los nuevos desafíos que enfrenta la industria hoy en día.

Por Diego Santibañez Dubo